Las últimas lluvias mejoraron la situación de los cultivos

Las lluvias que cayeron el martes en muchas de las zonas afectadas por la grave sequía “muestran una tendencia hacia la normalidad”, dijo el director del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Héctor Ciappesoni.
El especialista destacó que en muchas localidades, durante los primeros diez días de febrero, llovió más que en todo enero. Según expertos en climatología, esto beneficiaría por la fecha a la soja, especialmente a la sembrada tardíamente. Las áreas que recibieron precipitaciones fueron el sur de Entre Ríos, el centro y el sur de Santa Fe, el nordeste de Buenos Aires, el este de Córdoba y el centro bonaerense. Los expertos consultados coincidieron en que, con las precipitaciones de febrero, Entre Ríos y Santa Fe -dos de las provincias más afectadas por la sequía que sufre gran parte del país- recuperaron bastante humedad en el suelo. Los productores ven posibilidades para la soja, pero son más negativos respecto de la situación de la agricultura en general. Luis Miguel Etchevehere, delegado de la Sociedad Rural Argentina en Entre Ríos, dijo: “Llovió entre 40 y 60 milímetros en toda la provincia. El tema es que el trigo, el maíz y algo de la soja ya vivieron buena parte de su ciclo y se murieron por falta de agua”. Contó que la producción de leche y carne “será visiblemente afectada por la sequía pasada”. Según Etchevehere, “la esperanza es para la soja tardía y para la ganadería”. Sobre la repercusión de las lluvias en Entre Ríos habló también el secretario de la Federación Agraria de Paraná, Alfredo Bel. “En el tema agrícola estamos muy jugados, pero en el ganadero se puede recomponer el campo natural muy lentamente si continuaran las precipitaciones. Eso da la posibilidad de hacer verdeo, como la avena”, dijo Bel. Registro en la ciudad Las intensas precipitaciones del martes sumaron 29 milímetros a los 26,3 acumulados en febrero, según hizo saber ayer desde el INTA Concepción del Uruguay. Con este nuevo registro, el mes alcanza 55,3 milímetros sobre una normal de 105,6. A esta altura se tiene un déficit pluviométrico de 50,3. La lluvia dificultó aún más el tránsito vehicular por 26 del Oeste y Henri, donde se formó un gran pozo, según comentaron los vecinos. Para las próximas horas se pronostica nubosidad variable y ascenso de las temperaturas.

Comentá la nota