Ultiman detalles del proceso licitatorio para ejecutar una serie de obras en el barrio Obrero.

Se trabaja en la selección de la empresa que ejecutará los trabajos de infraestructura vial.
En esferas del Instituto Provincial de la Vivienda se ultiman los detalles relacionados al proceso licitatorio para la ejecución de una serie de obras con alto impacto social a ejecutarse en 51 manzanas del barrio Obrero, trabajos enmarcados en el Programa de Mejoramiento de Barrios (PROMEBA) y que además del municipio de la ciudad, tiene a los propios vecinos como protagonistas excluyentes.

“Hoy se trabaja en los últimos detalles para el llamado a licitación pública, para la selección de la empresa que ejecutará los trabajos de infraestructura vial, sanitaria, eléctrica, espacios verdes, entre otros. Siempre con la consigna de que las tareas son extralote (desde la línea municipal hacia fuera), excepto lo concerniente a la regularización dominial, de acuerdo a las características particulares de cada manzana”, se explicó desde el IPV.

“Del mismo modo, dentro del Proyecto Ejecutivo Integral, se contempla los trabajos de orden social, en los se desarrollarán tarea comunitarias de toda índole, con el objetivo claro de apuntalar el capital social y humano de los vecinos, como así también la puesta en vigencia, nuevamente, de las organizaciones barriales que alguna vez tuvieron vigencia”, fue significado.

Todo este proceso es la prosecución de los trámites correspondientes que deben cumplirse de acuerdo a las pautas establecidas por la subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, dentro del cual el pasado martes operó el cierre de la Consulta Pública del Proyecto Ejecutivo Integral de las obras que se ejecutarán a través del PROMEBA.

Cabe consignar que este y otra serie de acciones tendiente a que las mismas familias del barrio tengan activa y directa participación, hizo que se activen convocatorias públicas, al menos media docena de reuniones en ese sector de la ciudad, llegándose a la audiencia pública barrial de una semana atrás. Allí, y ante un marco realmente importantísimo de familias del barrio Obrero, se mostraron las documentaciones del proyecto de obras, que los vecinos recibieron con entusiasmo y expectativa, de cómo se van concretando los avances y que oportunamente fueron consensuado con ellos mismos la conveniencia o no de las soluciones a ejecutarse.

Programa integral

Se les explicó por ejemplo que la comuna está próxima a comenzar los trabajos de cloacas y que se reestructuró todo el sector, dado que cada manzana del barrio Obrero es muy singular. No tienen un parcelamiento regularizado, hay pasajes y las parcelas de cada vecino son muy irregulares.

Por ello justamente, una de las facetas sobre la cual se trabajará tiene que ver con el reordenamiento urbano, que la cuadrícula de la manzana sea lo más regular posible, que todas las parcelas tengan un frente a un pasaje o calle vehicular y que todas las parcelas de los vecinos tengan medidas similares.

Estos y otros detalles, como el pavimento de varias cuadras de la calle Paraguay, que están incorporados en el Proyecto Ejecutivo Integral, elaborado en el transcurso del año con la participación de los mismos vecinos, fue expuesto en la audiencia por el ingeniero Jorge Basualdo, coordinador institucional del PROMEBA, dado que la coordinación ejecutiva la ejerce el administrador del IPV, Martín Muracciole.

Esta serie de obras están enmarcadas dentro de las acciones de gobierno a través del cual se plantea “mejorar la calidad de vida y contribuir a la inclusión urbana y social de los hogares de los segmentos más humildes de la población, que residen en asentamientos irregulares, como es el caso del barrio Obrero”.

Se trata de un proyecto integral que incluye además de la serie de obras de infraestructura pública, un plan para la regularización de la tenencia de la tierra y transferencia de dominio a los beneficiarios; además de una propuesta para el incremento del capital social y humano.

Para alcanzar estos propósitos es que se accionara en los cuatro componentes que posee el PROMEBA: La legalización de la tenencia de la tierra, la provisión de infraestructura, equipamiento y saneamiento ambiental, el incremento del capital social y humano y el fortalecimiento de la capacidad de gestión.

Como impacto directo de este proyecto es que se apunta a la reducción del nivel de pobreza, mejoramiento en salud, progresos en las condiciones del hábitat. Todo ello traerá como resultados la seguridad de la tenencia, una óptima integración urbana de estas familias beneficiadas, mejoras en la habitabilidad y saneamiento, la sustentabilidad social y ambiental.

Este programa es ejecutado por la Subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, y en el caso de Formosa quien viene desarrollando las diferentes etapas previstas es el Instituto Provincial de la Vivienda, que además de la fase de viabilidad inicial, avanzara en las demás, es decir la formulación del proyecto, todo el proceso licitatorio, la ejecución de lo proyectado e inclusive el acompañamiento de lo que se denomina post obra.

Epígrafe: En esferas del IPV los técnicos trabajan para la serie de obras en 51 manzanas del barrio Obrero.

Comentá la nota