Ultimamente el mercado inmobiliario local advierte signos de reactivación

El sector fue uno de los más golpeados por el conflicto del campo y el impacto de la crisis financiera internacional. Actualmente se perciben señales de reacción ya que el número de consultas se incrementó notoriamente. Fabián Acerbo, presidente del Colegio de Martilleros, expuso la situación actual y las perspectivas de cara al futuro.
El informe de las páginas centrales de la edición del domingo trató de reflejar la situación actual de algunas ramas del sector comercial. Uno de los rubros que no puede ser excluido es el inmobiliario.

Al igual que la mayor parte de los sectores económicos y productivos el inmobiliario fue muy golpeado por las crisis, y frente a la incertidumbre, los propietarios deciden esperar para vender y prefieren alquilar. Por su parte los representantes de las inmobiliarias locales deben adaptarse a las circunstancias.

Es que la situación del mercado inmobiliario después del sacudón del Gobierno con las entidades agrarias y los coletazos de la crisis internacional de fines de 2008 golpearon con fuerza pero no impidieron que buena parte de los contratos actuales se renegocien.

Con el objetivo de analizar el panorama local del rubro LA OPINION dialogó con el presidente del Colegio de Martilleros de Pergamino y reconocido empresario del rubro, Fabián Acerbo.

- ¿Cómo fue afrontando el sector las crisis que impactaron en la economía?

- Cuando se inició el conflicto del campo se produjo un gran corte en la comercialización de inmuebles que determinó un estancamiento de la actividad económica. El cimbronazo de la crisis internacional también perjudicó el buen ritmo que el sector experimentó durante 2007 y principios de 2008. Con el paso del tiempo nos fuimos estancando en una meseta. Después de eso vino el proceso eleccionario, esto desvió la mirada de los ciudadanos y los empresarios, que estaban expectantes esperando los resultados de los comicios.

- Luego de las elecciones ¿se advierte un cambio en el mercado?

- Yo advierto un cambio positivo porque en las inmobiliarias se registra una mayor cantidad de consultas. Creo que la ciudadanía luego de sacarse las elecciones de la cabeza piensa en invertir. Se nota una leve reactivación porque ha crecido el número de consultas. En cuanto a la concreción de operaciones podemos afirmar que algunas se están concretando pero aún se advierte la duda en los compradores. No hemos vuelto a los niveles de venta que se registraban antes de la crisis pero sí podemos decir que la ciudadanía se está soltando y lentamente se advierte un progreso en el rubro.

- La reactivación demoró en llegar...

- Creo que la reactivación es paulatina y de a poco vamos a volver a los parámetros normales. El tema del crecimiento en el número de consultas que se experimenta desde hace un par de semanas es una buena señal. Incluso me comuniqué con las autoridades de la caja de previsión de La Plata y me confirmaron que hay más cantidad de aportes realizados por las inmobiliarias de los martilleros de la provincia de Buenos Aires. Hay buenas señales por eso prefiero ser optimista.

- Las crisis afectaron principalmente las ventas ¿y los alquileres?

- La demanda de los alquileres se mantuvo en todo momento pero lo que hay que aclarar es que la búsqueda se orienta al alquiler de casas o departamentos de un determinado valor, es decir, hasta mil pesos. A medida que el precio se incrementa son más las dificultades que se presentan para alquilar los inmuebles. Los precios de este servicio también se mantuvieron porque no hubo subas pero tampoco se registraron bajas significativas.

- La mayor parte de las consultas efectuadas en las últimas semanas ¿A qué tipo de inmuebles están orientadas?

- La mayoría de los ciudadanos buscan casas estándares, es decir, las que tienen un costo de entre 50 y 80 mil dólares. Las propiedades que se venden dentro de ese precio son las más buscadas, consecuentemente, son el tipo de casa que escasea en el mercado.

Incluso ahora se advierte que los interesados en efectivizar operaciones comerciales preguntan sobre las líneas de crédito que ofrece el Banco Hipotecario. Hemos concretado muy pocas operaciones bajo esta modalidad porque estos créditos tienen muchas limitaciones en cuanto a los metros cuadrados de las casas, las condiciones que deben cumplimentar los interesados en torno a sus ingresos, etcétera.

- ¿Se advierten muchas dificultades para adquirir una vivienda en los últimos tiempos

- La financiación en las ventas que se hacen de forma particular casi que no existe, y las facilidades de pagos que se pueden realizar desde las entidades bancarias son muy pocas ya que los intereses son muy elevados. Hoy no contamos con una línea de crédito muy importante para la adquisición de casas. Incluso no hay planes de vivienda que se caracterizan por ser accesibles. Por eso se ha incrementado mucho el número de alquileres porque la mayor parte de la ciudadanía no puede acceder a un crédito ni cuenta con planes de vivienda entonces actúa de acuerdo a sus posibilidades económicas. Quizás esta situación se revierta cuando se apliquen políticas destinadas a construir casas para la clase media o se generen líneas de créditos que le permita a la gente acceder a los préstamos para efectuar operaciones. Por lo general el que busca una vivienda es un inversionista que tiene sus ahorros y decide depositarlos en una de las inversiones más seguras que es la construcción.

- ¿Se puede afirmar que en el presente es lejana la idea de tener una casa propia?

- Los que recién se inician, por ejemplo, una pareja que quiere comprar una casa no cuenta con una línea de créditos para acceder a la vivienda. Creo que si no se aplican políticas que orienten sus decisiones a realizar gestiones para incrementar el stock de casas que son consideradas estándares se va a elevar el número de alquileres. Lo que pasa es que el sector privado tampoco está ofreciendo nada con respecto a esto. Yo espero y anhelo que los nuevos legisladores que ingresen se comprometan con esta cuestión.

- ¿El acrecentamiento de las demandas hace que tengan buenas perspectivas hacia el futuro?

- Sí yo creo que esta leve reactivación que se produjo en las últimas semanas permanecerá en el tiempo. Soy más optimista que la realidad pero me parece que con el paso del tiempo el mercado retornará a su ritmo habitual. Lo que hasta ahora empañó la situación fueron las consecuencias económicas que se desprendieron de las dos crisis, y la incertidumbre que ambas generaron en la población, especialmente, en los inversionistas. Todavía se siente la retracción en la construcción porque vemos que se están concluyendo las obras iniciadas pero aún no hemos registrado nuevas construcciones que se efectúan a través de los fideicomisos. No obstante considero que de a poco el mercado reaccionará.

Comentá la nota