La última etapa del Centro Cultural está en ejecución

El intendente Martín Buzzi recorrió ayer las obras del Centro Cultural acompañado por el secretario de Obras Públicas, Gerardo Couto, y los arquitectos que llevan a cabo la última etapa de la construcción que además incluye el equipamiento del predio. Con un plazo de ejecución de 15 meses, se espera el pleno funcionamiento en abril de 2011.
El intendente ayer, durante la recorrida por el interior del otrora edificio portuario donde alguna vez funcionó el mercado central.

Durante la recorrida por el interior del otrora edificio portuario donde alguna vez funcionó el mercado central, Gerardo Couto subrayó ayer que con la etapa en ejecución se concluirán las tareas de una de las obras más esperadas de la ciudad, que albergará todo el espectro de actividades culturales ya que contará con salas de exposiciones, auditorio, talleres y aulas.

"Estamos muy contentos porque en el mes de abril de 2011 estará culminada", expresó el secretario municipal quien puntualizó que el plazo de ejecución se estipuló en quince meses.

En el interior del edificio se desarrollan un sinnúmero de trabajos simultáneos, que incluyen levantamiento de mampostería, estructuras de hormigón, colocación de veredas en el perímetro, trabajos de estructuras metálicas y conductos de calefacción.

En tanto, el intendente Martín Buzzi subrayó que la etapa en curso es la definitiva, abarcando desde los aspectos físicos de construcción hasta la instalación del equipamiento respectivo.

El jefe comunal recordó que la proyección de la obra había comenzado en el centenario de Comodoro, en el año 2001, donde un grupo de doce personas interesadas en la cultura y el desarrollo de la ciudad, constituyeron una organización y propusieron que el espacio físico entonces abandonado se convierta en una obra cultural importante.

"Allí comenzó un plan de acciones, se pasó al proyecto ejecutivo y concretamente a lo largo de nuestra gestión lo que hacemos es disponer presupuesto definitivo para terminarlo como corresponde, y tener el Centro Cultural que nos merecemos", dijo.

Refirió además que serán 1.700 metros cuadrados dedicados integralmente a la cultura y que servirán para exposiciones, industrias culturales, clases, capacitaciones, talleres.

"Será un motivo de orgullo para la ciudad" sostuvo el jefe de la comuna, quien agregó que el eje fundamental será que los hacedores locales puedan mostrar lo que saben hacer no sólo a la ciudad sino a toda la región, ya que el centro fue pensado para realizar exposiciones de dimensiones regionales y nacionales.

Con respecto a la estética final que tendrá la obra, el director general de arquitectura, Aldo Flagel, puntualizó que se ha preservado la estructura original del edificio, donde las ampliaciones y las nuevas obras internas no compiten con la preexistente sino que se han complementado. "Se ha diferenciado en cuanto a tecnologías y materiales, pero se ha puesto en condiciones toda la obra original, rescatándola" resumió.

El acceso principal será sobre la calle Moreno y el edificio consta de una nave que incluye aulas para los talleres de formación. Dentro de los tres galpones antiguos la nave central queda como gran espacio libre de usos múltiples y en cada uno de los extremos se localizan el auditorio -con una capacidad para 230 personas– y una sala de exposiciones, que se comunica con la sala de esculturas dada por la terraza del sector externo. Este tiene también una rampa de acceso y debajo del sector de exposiciones habrá un bar y confitería, además de los sectores de servicios, que incluyen cocinas, sanitarios y oficinas administrativas.

Comentá la nota