En la última conferencia de prensa brindada, el intendente Municipal, Ricardo Casi, pidió a los concejales de la oposición que le aprueben el presupuesto, y dio cuenta de algunos de los inconvenientes que se generan en las condiciones actuales.

En el plan de obras para este año, entre otras cuestiones, la Municipalidad trabaja en la búsqueda de una buena solución a los reclamos de los vecinos del barrio Rivadavia que pretenden un cruce más seguro y cómodo del sector de silos y vías del ferrocarril.
La idea que ha tomado fuerza y sobre la que viene trabajando el intendente Ricardo Casi con sus secretarios de Producción y Obras Públicas, es darle continuidad a la calle 46 para que cruce las vías y una las calles 26 y 127. Una calle con buena iluminación y sus correspondientes veredas porque mucha gente cruza ese sector caminando.

Mario Quagliardi admitió que vienen trabajando, "comenzamos charlando con Aceitera Deheza a quienes le pedimos comprensión, que entendieron la iniciativa solidaria y de integración para los vecinos del Barrio Rivadavia y que esos caminos precarios que hoy tienen para bicicletas y motos se conviertan en una calle iluminada y con mayor seguridad. Para ello, - continuó – le solicitamos unos metros de terreno del sector que les pertenece en donde tienen, para nosotros, un lugar que no están usando". Dijo que la empresa envió toda la documentación presentada por el Municipio a la oficina central.

A continuación, comentó Quagliardi, tomaron contacto con la empresa Central Argentino, que es la que tiene concesionados los terrenos del Ferrocarril. "Logramos la presencia de dos personas de Infraestructura y Operaciones, observaron el lugar, sacaron fotos y preguntaron cuestiones técnicas e hicieron consultas".

Ahora trabaja en la parte técnica, el ingeniero Walter Angeloni confecciona los planos de la obra que luego deberán ser presentados en Rosario a la gente de Central Argentino.

¿Qué respuestas le dio la Aceitera sobre el terreno?

Recordemos que esos terrenos fueron otorgados para que esa empresa de radicara en nuestro medio especialmente porque en esa época, los 90, la prioridad era conseguir fuentes de trabajo. Actualmente es otra cosa, la empresa usa más tecnología que mano de obra, y además ahora tenemos cuestiones relacionadas con el medio ambiente, muchas quejas con el tema de la polución, polvillo, ruidos molestos, de modo que esperemos que la empresa sea solidaria y colabore con el proyecto.

¿En el camino hay dos construcciones, antes tanques de agua para locomotoras, que además de su valor histórico pertenecen a ferrocarriles?

Walter Angeloni presentó como alternativa hacer una especie de S, dejando las construcciones en pie y que a la vez nos serviría para hacer reducir la velocidad de los vehículos.

¿Qué una calle cruce tantas vías juntas como las que hay en ese lugar no genera un inconveniente?

Es un escollo que ya nos adelantó Nuevo Central Argentino. Le respondimos que nosotros estábamos dispuestos a hacer todas las barreras que ellos nos indicaran. Y a propósito le dijimos que en ese aspecto ellos tienen contradicciones porque en los paso a nivel que hay en Colón actualmente no tenemos barreras.

¿Si bien hoy lo tiene Central Argentino, las tierras y sus construcciones pertenecen al Estado?

Es así, por eso le hemos pedido una audiencia al presidente de la Comisión Nacional de Transporte a quien le presentaremos la iniciativa, los planos y seguramente el intendente municipal le pedirá su ayuda para que esto pueda concretarse.

¿Concretamente que piensan construir?

Una calle, quizá un poco menos ancha que la actual 46 con su pavimento, cuyas características se resolverán en su momento, la correspondiente iluminación y veredas para que la gente que no tiene vehículos también la utilice con seguridad.

Comentá la nota