Uatre pide castigo para "estafadores inescrupulosos"

"Esperamos que el impacto no sea sólo mediático, sino que se llegue hasta el meollo de la cuestión y se castigue a estos estafadores inescrupulosos y a sus cómplices que juegan con la necesidad de la gente que más necesita y atenta contra de la seguridad social sostenida con el aporte de todos los que trabajamos".
Así lo señaló José Antonio Voytenco, delegado de Uatre Chaco, al valorar el trabajo realizado por los inspectores de la Anses llegados de Buenos Aires, que bajo las órdenes de la UDAI Sáenz Peña, determinaron un alto promedio de irregularidades en empresas inscriptas como pymes, maniobra que ya había sido denunciada en 2001.

Voytenco recordó que las irregularidades detectadas por el personal de la Anses que derivó en una denuncia presentada ante el Juzgado Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña contra varios gestores de pagos de asignaciones familiares "es una maniobra permanentemente denunciada por nuestro gremio, porque son los habitantes de las zonas rurales los más afectados por estafadores inescrupulosos que detectan casos de familias numerosas, para hacerse de dinero sin ningún esfuerzo y, lo que es peor, a través del engaño.

Pasó la tormenta y volvieron a hacer de las suyas. Esperamos que ahora reciban el castigo que se merecen porque no sólo perjudican a los más pobres, sino también a la caja a la que aportamos todos los trabajadores", precisó Voytenco.

Un recurso repudiable

El dirigente gremial de Uatre Chaco precisó que "estas personas que funcionan bajo el rótulo de gestores son estafadores con todas las letras. Su acción vil comienza con la detección de personas con grupo familiar numeroso, con el solo y único fin de que perciban asignaciones familiares.

Crean pymes con empleados u obreros que en realidad no trabajan, quienes sólo cobran un mínimo del total de las asignaciones. Y, lo que es más condenable y repudiable, la mayoría de la gente que gestiona ese beneficio entrega la mitad de lo que debiera percibir a los estafadores".

Voytenco remarcó que "existen otros casos que merecen ser investigados por la Administración Nacional de Seguridad Social y la Justicia. Son aquellos que declaran a los trabajadores sólo para el cobro de salarios familiares. Lo hacen con un jornal de 100 a 200 pesos, y con eso ya lo habilitan para el cobro del beneficio. Posibilidad que tienen los gestores inescrupulosos por la permisividad del sistema. La organización delictiva desbaratada le venía provocando un grave daño a la caja a la que aportamos todos los trabajadores. Por eso reiteramos el gran valor que tiene el trabajo de los inspectores de la Anses, porque beneficiará a quienes realmente trabajan y sostienen con sus aportes esta administración nacional de seguridad social", concluyó.

Comentá la nota