"Tuvimos una dura derrota en Santa Fe que nos obliga a la autocrítica"

El senador provincial dijo que el problema de esta ciudad es que el PJ no logra contener a los peronistas, que terminan participando en otras estructuras. Dijo que en el resto de la provincia hubo buenos resultados, sobre todo en Rosario.
El presidente del justicialismo provincial, Ricardo Spinozzi, reconoció la "dura y sorpresiva" derrota que sufrieron en la ciudad de Santa Fe el último domingo, cuando su partido quedó tercero y sólo pudieron acceder a una banca en el Concejo.

"Tuvimos una dura derrota que nos obliga a la autocrítica, a replantearnos, y lo digo por enésima vez, por qué el justicialismo no logra contener a los justicialistas. Porque sabemos que muchos de ellos participan en otras estructuras y, en definitiva, la sensación que queda es que tenemos mayoría en la ciudad, pero sin embargo, no logramos ganar las elecciones", manifestó.

De todas maneras, se mostró optimista de poder revertir esa tendencia adversa. "Es cuestión de analizar, de ser inteligentes, de tener la suficiente generosidad como para deponer actitudes mezquinas y sectoriales, y buscar la manera de encontrar la salida, que nos permita reconciliarnos con el electorado santafesino", expresó.

Los últimos resultados fueron exactamente inversos a los que logró el PJ en las legislativas de junio, pero Spinozzi atribuyó el hecho a Carlos Reutemann, que en aquellos comicios había sido candidato a senador nacional.

"Lo de Reutemann en la ciudad de Santa Fe y en toda la provincia es un fenómeno muy particular, diría irrepetible. No hay nadie que de ninguna manera pueda arrimarse a su performance. Insisto, me da la sensación de que el análisis de estas elecciones hay que hacerlo desde una perspectiva municipal. El problema acá es que nuestro partido, nuestra estrategia, no logra contener a los dirigentes justicialistas. Entonces, lo nuestro tiene solución; tenemos que ponernos a trabajar en esto", dijo el legislador ante la consulta de El Litoral.

Responsables

Spinozzi evitó cargar las tintas sobre los dirigentes capitalinos, algunos de los cuales, incluso, tiene aspiraciones a la gobernación en 2011, como Jorge Obeid o Juan Carlos Mercier.

"Es legítimo que muchos dirigentes tengan aspiraciones al 2011, pero no es una medida una elección municipal para saber quién puede ser y quién no. En lo personal como presidente del PJ, estoy muy contento de que a partir del 28 de junio tengamos como mínimo media docena de posibles candidatos, porque antes del 28 de junio estábamos con dificultades para encontrar uno -ironizó-. Entonces, siempre que haya muchos candidatos es una buena noticia, y esas aspiraciones no empiezan ni terminan por un concejal más o menos", comentó.

En realidad, en la grilla de probables candidatos muchos ubican también a Spinozzi. Consultado por este diario, desmintió la aspiración, pero defendió los resultados obtenidos en su departamento, General López.

"Si hacemos un balance de las bancas que pusimos en juego en las cuatro ciudades del departamento, el saldo es positivo porque obtuvimos un concejal más de los que se disputaban. En cuanto a la ciudad de Venado Tuerto (el PJ ganó por 184 votos), desde que tengo uso de razón, el PJ pierde las elecciones intermedias, y en este caso se dio exactamente lo contrario; ganó nuestro partido y también venció en otras ciudades como Firmat, donde hacía años que no ganábamos. Allí, hay un intendente que está de moda (Carlos Torres) y que también tiene aspiraciones a otros cargos. En esa ciudad viven dos diputados provinciales (del Frente Progresista), Carlos Mena y Gabriel Real; sin embargo, hemos ganado. Pero por otra parte -aclaró- no hay expectativas mías puestas en juego, así que quienes hagan ese análisis, que usen el tiempo en otra cosa".

En la provincia

Respecto de la performance del PJ en el resto del mapa provincial, Spinozzi consideró que los números permiten que todos hagan lecturas positivas.

"Cada uno hace su propia lectura y se muestra contento ante las Cámaras por los resultados que logró. También es nuestro caso. Nos parece que la recuperación de las chances electorales en la ciudad de Rosario son clave no sólo para lo que ocurrió allí y que permitió ingresar tres concejales, sino también de cara a lo que pueda ocurrir más adelante en 2011. Estuvimos desde hace muchísimos años lejos de estos resultados en Rosario; ahora estamos muy cerca", sostuvo.

El legislador se resistió a hacer una sumatoria global de los votos que obtuvieron, en toda la provincia, el Frente Progresista y el PJ.

"Cuando se hacen estadísticas sumando en dos columnas, los votos de uno y de otro, se cometen errores tales como que muchos justicialistas participaron en movimientos vecinales para evitar la interna, por falta de recursos o para llegar directamente a la elección general. No se puede hacer una suma lineal. Quienes tienen ganas de hacer sumas de partido contra partido, que observen atentamente lo que pasó el 28 de junio, donde sí participó Reutemann que ganó las elecciones, y (Hermes) Binner, que las perdió", concluyó.

Comentá la nota