Los turneros seguirán bloqueados y habrá asambleas en el Hospital

Desde las seis de la mañana comenzarían a resentirse los servicios ambulatorios, al menos hasta las 8. Pero la entrega de turnos no se retomaría durante toda la jornada. El viernes, cierran la semana con paro
El conflicto de los estatales volverá a ganar tensión a partir de hoy con asambleas de dos horas por turno en todas las dependencias del gobierno de la Provincia, aunque el foco de los reclamos volverá a situarse en el Nuevo Hospital.

Allí el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) iniciará dos horas de asamblea a partir de las 6 y volverá a bloquear la entrega de turnos, tal como ocurriera la semana pasada.

"Los turneros no funcionarán. Así lo dispuso la asamblea general del gremio y así lo haremos", señaló Juan Paglialunga, secretario general del sindicato de estatales en Río Cuarto.

De esta manera se iniciará la semana de reclamos que culminará el viernes con un paro de 24 horas. Así lo dispuso el viernes la asamblea general de delegados del SEP realizado en Córdoba. Los referentes sindicales votaron por mayoría el lanzamiento de tres días de huelga, de los cuales sólo dos tienen fecha: el 13 y el 18. En la segunda, además, habrá movilización en la capital provincial.

La tercera jornada de paro será fijada por la comisión directiva del sindicato y será utilizada como herramienta de presión en las negociaciones con la administración del gobernador Juan Schiaretti.

Justamente el gobierno dispuso el viernes, tras conocerse la profundización del conflicto lanzada por el SEP, masivos descuentos en los salarios del sector. Así, dispuso 1.756 rebajas de hasta 1.150 pesos.

En las medidas de fuerza se suman los médicos nucleados en la Asociación de Profesionales del Nuevo Hospital. De este modo, los consultorios externos también se verían afectados para la atención al público.

Con respecto a los turneros, la Secretaría de Trabajo de la Provincia intimó al gremio a normalizar la atención al menos con una guardia mínima. Desde el sindicato advirtieron que esto no será respetado, con lo cual se incrementó más aún la conflictividad.

Como se recordará, el gremio de los estatales firmó a comienzos de año un acuerdo salarial del 11 por ciento. En aquel momento se dejó abierta la posibilidad de volver a discutir salarios en caso de que las condiciones macroeconómicas o el poder adquisitivo de los trabajadores variara sustancialmente. El sindicato cree que esto ocurre en realidad desde agosto de este año, aunque las diferentes protestas realizadas aún no dieron resultados positivos, aún cuando mediara incluso una conciliación obligatoria a mediados de octubre.

Comentá la nota