Los turistas se quedan 3 días en Carlos Paz

Los turistas se quedan 3 días en Carlos Paz
El promedio de estadía se redujo de manera notable. La gente gasta menos e invade las sierras los fines de semana.
La tendencia que viene marcando la afluencia de visitantes en la principal ciudad turística de la provincia es que la gente gasta menos, viene por menos días y prefiere hacer “escapadas” a los balnearios serranos los fines de semana. Los operadores turísticos afirman que la estadía se ha reducido de los tradicionales siete días a tres o cuatro, en el mejor de los casos.

La extensa cola de vehículos que se puede observar cada domingo en la salida de los balnearios del sur de Punilla es una muestra de eso. La gente viene a pasar uno o dos días y regresa a su casa el domingo a la noche.

Tanto los hoteleros como los inmobiliarios observan la nueva modalidad que se ha instalado este año: la notable reducción del tiempo de estadía que pasó de los siete días a los tres o cuatro días por grupo familiar.

El secretario de Turismo de Carlos Paz, Carlos Azzaretti, manifestó que la temporada es buena si se tiene en cuenta como venía precedida. La crisis financiera mundial y su repercusión en las suspensiones y despidos producidos en las fábricas, eran un mal presagio.

“Puede haber una diferencia de un 10 por ciento como máximo. Y teniendo en cuenta del miedo que había, estamos en una buena temporada”, dijo.

Azzaretti expresó que la gente viene menos, “pero viene”. Y reconoció que las estadías son, según sus datos, por cuatro o cinco días. “Hay un promedio del 65 ó 70 por ciento de ocupación los días de semana que después trepa al 95 y hasta el 100 por ciento los fines de semana”, remarcó.

Inmobiliarias, 50% menos. El sector inmobiliario fue el que más notó la merma de turistas. José Luis Rigazzio, presidente de la Asociación Inmobiliaria de Carlos Paz, explicó que hasta la semana pasada se había reducido un 50 por ciento la cantidad de alquileres temporarios, con respecto a la temporada anterior.

“Este fin de semana fue muy fuerte la afluencia turística por lo que hay que esperar unos días para saber si esa gente se quedó y ver cómo se establece el porcentaje”, afirmó. Y anticipó: “Si sólo ha sido movimiento de fin de semana, es poco lo que se puede haber alquilado”.

Rigazzio manifestó que la merma es en todos los destinos turísticos del país y subrayó que los propietarios de viviendas tendrán que estudiar la posibilidad de bajar los precios.

En cuanto a la cantidad de días que se alojan los turistas, afirmó que a veces no son ni cuatro días. “Son golpes de fin de semana”, dijo. El dirigente aseveró: “Se está dando una pequeña baja en los alquileres. No estaban altos, pero si la gente quiere alquilar, va a tener que bajar los valores”.

Comentá la nota