El turismo de Semana Santa le ganó al dengue (menos en Catamarca)

Turismo de Nación evaluó como positivo el movimiento de turistas. Los temores a una caída de la actividad se habían acrecentado por la epidemia de dengue y los avatares provocados por la crisis económica. La única excepción fue Catamarca de Krapp y Brizuela del Moral.
Una publicación nacional da cuenta que reina la alegría en el sector empresario turístico nacional por el movimiento durante la ultima semana santa. Se informa que la Sectur evaluó que hubo un crecimiento del 2% en los arribos de turistas en todo el país respecto de 2007. Solo Catamarca deslució en el contexto nacional que festeja ese buen desempeño de la industria sin chimeneas, a pesar de la epidemia del dengue y la crisis económica. La nota completa a continuación.

La Semana Santa le ganó al dengue y a la incertidumbre económica

Finalmente, el sector turístico superó la prueba de fuego de la Semana Santa. En los cuatro días del último fin de semana largo se jugaban muchas cosas, tanto simbólicas como económicas. Los temores a una caída de la actividad se habían acrecentado por la suma de la epidemia de dengue a los avatares provocados por la crisis económica. Por eso la sorpresa, primero, y la alegría, después. El saldo positivo le ha dado nuevos aires al sector, que ahora ha renovado su confianza ante la temporada invernal que se aproxima. La Sectur evaluó que hubo un crecimiento del 2% en los arribos de turistas en todo el país respecto de 2007. "Se trata de un excelente resultado para el sector", dijo Enrique Meyer. La excepción fue Catamarca.

"La buena noticia ha sido Semana Santa, que se presentaba amenazada por cuestiones como el dengue y la lógica contracción de los viajeros de optar por destinos de riesgo en este sentido y que sin embargo, ha resultado muy satisfactoria", señaló el secretario de Turismo de la Nación. Las cifras recogidas hasta el momento arrojan que los números han prácticamente igualado las cifras de la Semana Santa de 2008, que ya acusaba un crecimiento del 8%, y superado en un 2% a la del 2007.

"En un contexto internacional con tendencias a la baja tan marcadas, haber mantenido y aumentado en dos puntos porcentuales los volúmenes de demanda del feriado largo de referencia ha sido un excelente resultado para el sector", subrayó Meyer.

El relevamiento realizado por la Sectur -a través de los organismos provinciales y municipales de turismo- indicó que los arribos de turistas a las distintas localidades del país crecieron un 2% respecto de la Semana Santa 2007 (la Semana Santa de 2008 abarcó 5 días y cayó en marzo), estimándose la cifra de llegadas a los destinos en 2.320.000.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Juan Mirena, dijo a Turística Online que "el movimiento turístico de Semana Santa fue muy importante y abarcó prácticamente a todo el país. Fue sorprendente porque los turistas repitieron la modalidad que emplearon en el verano, de llegar y contratar directamente en el lugar, sin reservas".

Un sondeo de este medio en buena parte de las zonas turísticas del país arrojó prácticamente los mismos resultados en todas partes: primero, incertidumbre por lo que pudiera deparar la Semana Santa; luego, sorpresa por los primeros datos; y, finalmente, alegría por el resultado.

La provincia de Buenos Aires registró más de un millón de visitantes en sus distintos destinos, afirmó Germán Pérez, secretario de Turismo provincial a este medio. Mar del Plata se destacó con una afluencia de 230.000 turistas, según señaló Pablo Fernández, titular del Ente Municipal de Turismo local, "cifra que se asemeja a la del año pasado para igual período". En Tandil, el director de Turismo municipal, Ernesto Palacios, dijo que el balance del sector "fue muy positivo", y que "todos los prestadores trabajaron al límite, pasaron por Tandil 50.000 personas y hubo un pico de circulación de 80.000 vehículos, entre turistas y residentes". En Necochea, la secretaria de turismo local, Ángela Armentía, estimó que la ocupación fue del 70%.

En Neuquén hubo una de cal y otra de arena. Uno de sus principales centro turísticos, Villa La Angostura, registró un bajo nivel de ocupación. Juan Fioranelli, secretario municipal de Turismo, dijo que las plazas ocupadas rozaron, en promedio, el 58%, versus el 80% del 2008, y que se sintió más en los hoteles, con un promedio del 36%. La otra cara fue el balance a nivel provincial. La Subsecretaría de Turismo provincial y Neuquentur destacaron la masiva afluencia de público a Aluminé, Villa Pehuenia y Villa Traful, que vieron colmada su capacidad de alojamiento. En Junín de los Andes, la ocupación fue del 85% por ciento, informó Roberto Sacconi, secretario de Turismo municipal.

En Chubut, el movimiento turístico también fue algo dispar. Puerto Madryn –puerta de entrada a la Península Valdés- registró una afluencia turística "moderada", según admitió el secretario de Turismo municipal, Gabriel Percaz, y algunos hoteleros hablaban de una ocupación menor al 40%.

En Río Negro, la capital, Viedma, recibió un importante contingente turístico, pero en el balneario Las Grutas, la capacidad hotelera fue empleada en sólo un 50%. En tanto, General Roca registró una alta demanda, que la Dirección de Turismo local calificó como "sorprendente e inesperada", con casi 600 consultas en las oficinas de informes turísticos de la ciudad.

En Santa Cruz, "tuvimos un fin de semana muy bueno turísticamente hablando para la provincia", expresó el secretario de Turismo, Alexis Simunovic, a Turística Online. El funcionario informó que destinos como Calafate y El Chalten tuvieron una fuerte presencia de turistas. En Los Antiguos la capacidad hotelera se vio colmada, según informó la secretaria municipal de Turismo, Marina Basalo. Lo mismo sucedió en la región costera.

En Misiones, Sergio Ferreyra, subsecretario de Turismo provincial, aseguró que la Semana Santa "fue un éxito", con 32.000 personas que ingresaron al Parque Nacional Iguazú y 100% de la capacidad hotelera.

En Salta, el ministro de Turismo y Cultura, Federico Posadas, le dijo a Turística Online que "el balance de Semana Santa es bueno. Hubo una ocupación promedio del 80% en la hotelería y fue el tercer destino del país en cantidad de turistas arribados. Teníamos temores de que el problema del dengue afectara o disminuyera la llegada de turistas a la provincia pero eso finalmente no sucedió. Las caídas de reservas que hubo fueron compensadas por otras que se tomaron y el balance es positivo". Posadas destacó la afluencia turística a Cachi, Rosario de la Frontera, Cafayate, y Salta capital.

En Tucumán, Julio Dip, vicepresidente del Ente Tucumán Turismo, subrayó que fue "un buen fin de semana. Tafí del Valle estuvo cubierto en un 100%, la capacidad hotelera de San Pedro de Colalao en un 70% y con una cifra un poco más baja, San Miguel con un 42%".

Por su parte, en Mendoza, la ocupación hotelera superó el 80%. "Fue una Semana Santa positiva y comparable a la del 2007, cuando tuvimos una ocupación de entre 85% y 87%", informó Luis Böhm, secretario de Turismo provincial.

Córdoba también tuvo un buen balance, con 150.000 turistas que arribaron a la provincia. Gustavo Santos, titular de la Agencia Córdoba Turismo, dijo que "hemos tenido un extraordinario movimiento, que elevó al 90 por ciento el promedio de ocupación en las diferentes localidades serranas y la propia capital provincial. Los principales valles estuvieron colmados".

En la provincia de La Rioja, el secretario de Turismo, Alvaro del Pino, observó que en el Valle del Bermejo la ocupación hotelera fue del 100% y que, en promedio para toda la provincia, fue un 10% menor. "En Chilecito se llegó al 98% de ocupación hotelera, por otra parte la baja más notable se dio en Capital, aunque en el caso de dos hoteles de alta gama se llegó al máximo nivel de ocupación", declaró Del Pino.

En Corrientes, Facundo Palma, subsecretario de Turismo provincial, estimó que hubo un suba del 20% en la cantidad de turistas respecto del año pasado. A Itatí acudieron unas 70.000 personas, y otros destinos muy elegidos fueron la villa turística de Paso de la Patria, Ituzaingó y los Esteros del Iberá. La capacidad hotelera en todo el territorio provincial estuvo ocupada en un 90%, refirió Palma, guarismo que repitió la capital correntina.

En Entre Ríos, la ocupación rondó entre el 95 y el 100%, según Adrián Stur, subsecretario de Turismo provincial. "Los pronósticos se han cumplido", subrayó. En la localidad de Colon, los servicios tuvieron una ocupación del 95%; en Villa Elisa fue del 100%; San José, 98%; Federación estuvo colmada, al igual que Chajarí y Concordia, ambas con un 100% de ocupación; Concepción del Uruguay, 95% de ocupación hotelera; y en Gualeguaychú, Analía Romani, presidenta del Consejo Mixto Gualeguaychú Turismo, señaló que la ocupación alcanzó el 90%. La situación se repitió en la costa del Paraná. En ese sector, la ciudad de La Paz tuvo una ocupación del 100%, lo mismo que Victoria; Villa Urquiza tuvo una ocupación del 90%; Paraná, 100% sobre las 2600 plazas de la ciudad, según señaló el secretario de Turismo municipal, Juan Carlos Laurencigh.

En Santa Fe, las autoridades del Ente Turístico Rosario se mostraron sorprendidas por la gran cantidad de visitantes que coparon la ciudad, hasta cubrir el 95% de su capacidad hotelera, según datos que refirió Adriana Giromini, directora del Etur. "Esto no sucedía desde hace varios años", expresó. La capital provincial también tuvo un buen fin de semana. Gabriela Macagno, subsecretaria de Turismo de la ciudad de Santa Fe estimó que las consultas de turistas fueron mayores a las de 2007 y 2008 (34% y 16%, respectivamente) y que los servicios trabajaron al máximo de su capacidad, como el circuito de visita de las 7 iglesias, los paseos en bus turístico y el paseo por las islas. El Casino Santa Fe recibió durante los cuatro días del fin de semana largo a más de 50 mil personas.

En Santiago del Estero, el principal atractivo turístico provincial, las Termas de Río Hondo, tuvieron cubierto el 80% de su capacidad hotelera, al igual que la capital provincial, señaló Graciela Paladea, subsecretaria de Turismo provincial.

Catamarca, un caso

Llamó la atención en el sector el caso de Catamarca, donde hubo una drástica caída del 75% en la ocupación hotelera y del 70% en la actividad gastronómica, respecto de 2008.

Roberto Brunello, presidente de la Asociación de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines de Catamarca, señaló que "por el dengue y por la crisis económica, la gente no vino a nuestra provincia, ni siquiera en el interior provincial ingresaron visitantes. Sin embargo en las provincias vecinas sí hubo mucho turismo. La diferencia está en que sus autoridades de turismo hicieron bien las cosas, dieron seguridad al turista. Eso no pasó en Catamarca, porque la secretaria de Turismo hizo mal su trabajo". Al cierre de esta edición, la crisis entre los empresarios y la funcionaria era total.

Comentá la nota