¿Es el turismo una política de Estado para la Nación, provincias y municipios?

Funcionarios y expertos analizan la Ley Federal de Turismo y opinan sobre el sector. Hay coincidencia en torno a los beneficios y cambios generados por esta normativa.
La creación de la Ley Nacional de Turismo (Nº 25.997), sancionada el 16 de diciembre de 2004, promulgada el 5 de enero de 2005, y aparecida en el Boletín Oficial dos días más tarde, blanqueó una situación que se hacía evidente: la necesidad de apuntalar desde el Estado y los sectores privados el desarrollo de la actividad turística como generadora de divisas y puestos de trabajo, en un país donde la incidencia de este sector en el PBI crece a grandes pasos.

En este contexto, la implementación y continuidad de ciertas líneas de acción desde la Nación, las provincias y los municipios, invita a preguntarse, acaso, si es el turismo uno de los pocos sectores productivos donde se desarrollan políticas de Estado, es decir, propuestas, trazos y directrices que superen los períodos de gobierno, del signo político que sean, más allá de la coyuntura y la impronta propia de cada gestión. Por ello, LA CAPITAL consultó a funcionarios y expertos, para indagar sobre el tema, lo que permite acercarse un poco más a la respuesta.

"Estamos convencidos de que el turismo es política de Estado, sobre todo a nivel nacional. La nueva ley destaca, como ejes principales, la accesibilidad, la calidad de los servicios y el desarrollo local. A nivel nacional, es política de Estado, a nivel provincial también y en el ámbito municipal se esta gestionando el camino", opinó la licenciada en Turismo Mónica Asensio, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP).

"Hay un criterio unificador dentro de la política nacional, que es el turismo accesible. Los tres estamentos del Estado están cumpliendo, empezando de a poco, sobre todo en los aspectos que vertebra la ley. Es un gran paso, ya que antes no existía nada", añadió.

Por su parte, la arquitecta Nora Demarchi, que junto a Asensio dicta la materia Turismo Accesible en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNMdP, acotó: "Mucha gente se quedaba afuera. Desde lo numérico y lo económico es una cifra importante la que se está incorporando bajo el concepto de accesibilidad. Hay detalles para tener en cuenta y no sólo tienen que ver con las barreras arquitectónicas, sino con las comunicacionales, las culturales y las sociales. Hay que pensar el turismo en base a todo tipo de usuario. La seguridad de usos en los espacios públicos es fundamental, hay que ejercer una mirada transversal, ya que a través de pequeñas adecuaciones muchos lugares ya serían para todos".

Comentá la nota