Turismo internacional dejó en Córdoba más de $ 500 millones en 2008

Se trata de una estimación en base a datos de la Encuesta de Turismo Internacional elaborada por el Indec. Según este informe, la provincia mediterránea es el segundo destino más visitado del país
El turismo internacional en la provincia de Córdoba tuvo un incremento del 22 por ciento en la totalidad del año pasado, de acuerdo a la Encuesta de Turismo Internacional (ETI) que difunde trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), lo que permitió que a la economía local ingresaran más de 500 millones de pesos.

En total, la jurisdicción mediterránea registró en 2008 1.591.732 pernoctaciones, frente a las 1.306.760 del ejercicio anterior, consolidándose así como el segundo destino que más creció en términos porcentuales, por detrás de las Cataratas del Iguazú que avanzó un 28 por ciento en el plazo de un año.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que ese millón y medio de pernoctaciones, representa el 4,9 por ciento de todas las que se dieron en el país, que fueron poco más de 32 millones. En tanto, el informe oficial revela que los turistas extranjeros gastaron en total en 2008 casi 3.300 millones de dólares, de los cuales el 4,9 por ciento representa más de 161 millones de dólares o, en términos de pesos, casi 550 millones, si se computa un dólar promedio a 3,40 pesos.

Es preciso remarcar que la estimación no es exacta porque depende de cuál haya sido exactamente el gasto total hecho por cada turista, aunque en modo aproximado puede decirse que la provincia recibió una inyección de, por lo menos, 500 millones de pesos. De más está decir que se trata de una excelente noticia, no sólo porque la provincia logra hacerse conocida a nivel internacional, sino también debido a que la presencia de turistas extranjeros, generalmente con mayor poder adquisitivo que los locales, provoca un mayor flujo de divisas beneficiando al comercio y a los sectores gastronómicos y hoteleros locales. De hecho, 500 millones de pesos representan, por ejemplo, casi todo el presupuesto de la Dirección Provincial de Vialidad.

En este contexto, vale destacar también que, fuera del aspecto estrictamente económico, y siempre de acuerdo al Indec, Córdoba se posicionó como el segundo territorio más visitado del país por residentes extranjeros, desplazando a la Costa Atlántica, que había ocupado ese lugar en 2007. Puntualmente, la ciudad de Buenos Aires volvió a ser el lugar más elegido por los foráneos, acaparando el 55,1 por ciento de las pernoctaciones. En tanto, Ushuaia y El Calafate receptaron el 3,9 por ciento de los turistas internacionales, al tiempo que la participación de las localidades de la costa bonaerense se ubicó en 3,8 por ciento, seguidas por Bariloche, San Martín de los Andes y Villa La Angostura (3,4%); Salta, Tucumán y Jujuy (3,1%); Mendoza (2,3%), las Cataratas del Iguazú (2,1%) y Puerto Madryn y Península de Valdés (0,7%). Es importante destacar que esa participación de casi el cinco por ciento que alcanzó Córdoba es la más grande de los últimos cuatro años y confirma el crecimiento progresivo que la provincia tuvo en ese plazo.

Recogiendo frutos

A la hora de evaluar las causas por las cuales de a poco ha ido acaparando espacio dentro del circuito internacional, superando a otros destinos tradicionales como los centros de esquí o las Cataratas, el presidente de la Cámara de Turismo de Córdoba, Enrique Finochietti, sostuvo que “se están recogiendo los frutos de las muchas cosas que se sembraron”.

Según el dirigente, los trabajos encabezados en manera conjunta por los empresarios y la Agencia Córdoba Turismo permitieron que la oferta cordobesa estuviera presente en numerosos workshops, ferias y eventos internacionales, al tiempo que se organizaron visitas a la provincia de importantes operadores turísticos principalmente de Brasil y Chile, que generaron un importante aumento en la cifra de turistas provenientes de dichos países. “Si uno compra el 90 por ciento de los números de una rifa, siempre es más fácil ganarla. Esto no es algo que nos cayó del cielo, sino algo sobre lo que venimos trabajando hace mucho”, graficó.

En referencia a los mayores atractivos de Córdoba, Finochietti manifestó que se apunta a un mercado selectivo de turistas con alto poder adquisitivo, subrayando, por ejemplo, que en un radio muy pequeño cercano a la Capital provincial hay no menos de siete canchas de golf de primer nivel donde se puede practicar dicho deporte. Asimismo, otro punto fuerte son las estancias jesuíticas, así como también el turismo cinegético (caza de palomas) que tiene cada vez más adeptos en el exterior.

Comentá la nota