Turismo: Esperan un alto índice de ocupación para el fin de semana

Tras analizar las estadísticas que arroja el comienzo del mes de enero, desde el área de Turismo de Villa Carlos Paz, que encabeza el secretario Carlos Azzaretti, se pronosticó que -para el próximo fin de semana- la ciudad podría estar rozando el 90% de ocupación hotelera y que se espera un "lleno casi total". De acuerdo a las informaciones que se dieron a conocer en las últimas horas, también se produciría el ingreso del "grueso" de los veraneantes, que se sumarían a la fuerte presencia de visitantes cordobeses que hay en las sierras.

Cuando todavía se festejan los niveles alcanzados el pasado fin de semana, cuando se alcanzó el 87% de ocupación, los funcionarios del Palacio "16 de Julio" fijan su atención en el tercer fin de semana de enero, que siempre ha resultado una época "favorable" para Villa Carlos Paz. Atrás parecen haber quedado los temores por la campaña desfavorable que la ciudad debió soportar durante los meses previos al verano, ya que los porcentajes alimentan las expectativas de los empresarios y operadores turísticos que ya celebran su "buena temporada".

"Durante el último fin de semana la ocupación superó el 80% y esperamos que arriben más turistas este fin de semana"; expresó, en declaraciones a El Diario, el propio Azzaretti, quien precisó: "Se trata de personas que eligen la ciudad por un mínimo de seis días y es un turismo que se está renovando constantemente, porque hemos evidenciado que existe una nueva tendencia entre los visitantes. Ya nadie se queda por más de diez o quince días".

La bondades naturales de la ciudad y la variedad de ofertas y atractivos, posicionan a Villa Carlos Paz en una lugar "inmejorable", superando en algunos rubros a Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell, y lo suficientemente lejos de los otros destinos de la provincia.

Múltiples ofertas teatrales, espectáculos callejeros, propuestas gastronómicas sumamente diferentes, paradores sobre el río y el lago San Roque y los eventos en los distintos boliches, vuelven a la ciudad una opción sumamente competitiva; que demás suma el encanto de su peatonal, sus ofertas comerciales y hasta el tradicional Paseo de los Artesanos.

El intenso movimiento que anima las jornadas de sol en el área central se traduce de noche a los complejos nocturnos carlospacenses, que funcionan a un ritmo excepcional y que muchas veces se ven obligados a cerrar sus puertas por la gran cantidad de turistas que colman sus instalaciones.

Sin embargo, el verano también favorece a los hoteleros, cabañeros e inmobiliarios, quienes mantienen un nivel de reservas más que interesante y que destacan las acciones de promoción que se llevaron a cabo desde el municipio.

Comentá la nota