Turismo sin crisis: en Semana Santa se espera recaudar lo mismo que en 2008

Dicen que se podrán repetir las marcas del último verano, positivas para momentos como el actual. Hay descuentos en los hospedajes y también en algunas de las líneas aéreas
La crisis financiera internacional, la nueva versión del conflicto entre el Gobierno y el campo y la creciente devaluación del peso frente al dólar, no parecen ser argumentos suficientes para derrumbar las buenas expectativas de los operadores turísticos de cara a Semana Santa.

A menos de 15 días de que se largue el receso de cuatro días (la conmemoración religiosa será este año entre el 9 y el 12 de abril), en los principales centros turísticos del país ya hacen cuentas y afirman que la afluencia de visitantes será, al menos, similar a la de 2008.

"El nivel de reservas avanza a muy buen ritmo y confiamos en que así se mantendrá hasta el 9 de abril. Estimamos que se mantendrá el nivel de ocupación de Semana Santa de 2008 y este verano, cuando la ocupación alcanzó el 85%. Con lograr ese objetivo, si tenemos en cuenta la situación económica general, nos damos por hechos", admitió a El Cronista, Valeria Méndez, titular del Ente Municipal de Turismo (Emtur) de Mar del Plata.

Desde las agencias de turismo, en tanto, las perspectivas también son positivas.

Ricardo Roza es el presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAvyt), y marca que el último fin de semana fue clave para redondear las buenas expectativas.

"Si bien el feriado del 24 de marzo cayó un martes, hubo mucha gente que pudo sumar al lunes y se armó un fin de semana largo. Para el sector esto fue fundamental para visualizar cómo podrían salir las cosas durante Semana Santa", indicó el directivo.

Roza, además, dijo que este año se dan algunos aspectos que no estuvieron presentes en 2008, como la mayor frecuencia de vuelos hacia algunos destinos, algo que suma posibilidades al crecimiento turístico de muchas ciudades.

"Tenemos una muy buena oferta aérea para toda la Patagonia, en localizaciones como El Calafate, Trelew y Bariloche. Además, se reforzaron las frecuencias a Iguazú y varias provincias del norte argentino, en tanto que LAN Argentina abrió una ruta directa a San Juan. Todo esto es beneficioso para el sector", sostuvo Roza.

Las promociones no podían estar ausentes en un marco de crisis como la actual, y tanto las agencias de viaje como los hoteles pusieron algunas en marcha.

Las primeras cuentan, al menos hasta hoy, con paquetes promocionales por los cuatro días con descuentos que pueden tocar hasta un 12%. "Se da básicamente en destinos como Mar del Plata, Iguazú, Bariloche o Mendoza", comentó Roza.

En buena parte de los hoteles de primer nivel, en tanto, la estrategia pasa por sumar algunos de los servicios (como sauna o sesiones de masajes) a las contrataciones básicas, por un pago extra.

En la Costa Atlántica, el destino más buscado por los argentinos tanto en las vacaciones como en los fines de semana largo, prometen mantener el acuerdo firmado a comienzos de año, cuando hoteles, propietarios de departamentos y locales gastronómicos se comprometieron a congelar los precios, de modo de no espantar a los turistas.

Las compañías aéreas, también armaron su estrategia.

Hoy se puede acceder a algunos descuentos –que en algunos casos pueden llegar al 15%–, incluso no sólo a destinos locales, sino también a varias ciudades del exterior.

Comentá la nota