Turismo: la ciudad cerca del colapso

Es excelente el movimiento turístico que se está desarrollando durante este fin de semana en la ciudad. Ayer todas las playas con servicio de camping, que están sobre el río Gualeguaychú, habían cerrado sus puertas por haber agotado su capacidad en unidades de acampe.
Solo el balneario Ñandubaysal seguía abierto ayer a la tarde.

El ingreso de turismo comenzó a ser notorio desde el jueves por la tarde, y las colas comenzaron a ser interminables durante la mañana y la tarde de ayer.

Los servios de hospedaje en hoteles, bungalow y casas de familias lo que se estima en 20 mil plazas de alojamiento están totalmente colmados, lo que obligó a la Oficina de Turismo a derivar gente a Larroque, Urdinarrain, Concepción del Uruguay y Gualeguay y otros no le quedó otra alternativa en utilizar sus propios autos para dormir, antes de su partida el domingo por la tarde.

Otro aspecto del comportamiento turístico es la cantidad de turistas extranjeros que circulaban por la ciudad. Nuevamente como sucede todos los años, Israel lleva la delantera con un turismo mayoritariamente de jóvenes, que terminan la enseñanza media o el servicio militar y salen a recorrer el mundo de mochileros.

Lo sigue el turismo latinoamericano, procedente mayoritariamente de México y Chile, y el Europeo, donde se advierten familias y jóvenes procedentes mayoritariamente de España, Francia, Alemania y Portugal

Comentá la nota