Turismo busca reducir el "efecto dengue" para Semana Santa.

Funcionarios del Ministerio de Turismo se reunirán hoy con los operadores turísticos para trazar estrategias destinadas a revertir el temor de algunos turistas a venir a Salta en Semana Santa a causa de la proliferación del dengue. Según reconocen empresarios y autoridades, ya se han registrado cancelaciones de reservas por parte de visitantes que tienen miedo de contraer la enfermedad
En diálogo con Nuevo Diario, el ministro de Turismo, Federico Posadas, cuestionó a los medios de comunicación nacionales que "irresponsablemente le dicen a la gente que no viaje al norte" del país.

En este sentido, anticipó la cartera turística ya elaboró una "guía para operadores turísticos por consultas vinculadas sobre el dengue en Salta". En la misma, se hace hincapié en que la enfermedad no afecta al circuito turístico de Salta. En el texto, Turismo le pide a los operadores que expliquen a los turistas que la información oficial sostiene que en la capital salteña "no hay transmisión autóctona de la enfermedad", sino que se trata de personas que provienen del límite con Bolivia. Además, el comunicado asegura que "tanto en Salta capital, como en el Valle de Lerma, Valle Calchaquies y la zona andina, la climatología es desfavorable para la transmisión del virus del dengue".

Finalmente, Turismo le pide a los operadores que les transmitan a los turistas que "si bien hubo un brote entre el 15 de febrero y el 15 de marzo, la cantidad de casos ha comenzado a descender", y le recomienda a aquellos que quieran visitar localidades como Tartagal, Orán o Embarcación, que utilicen "repelente de marca reconocida durante el día".

Información clara

Por su parte, el presidente de la Cámara de Turismo de Salta, Mario Peña (h), reclamó que "desde (el Ministerio de ) Salud seamos claros con respecto a la información". "No sé si la información no es buena o la tergiversan los medios nacionales, pero sí pienso que tenemos ser muy claros", aseguró.

Tanto Posadas como Peña reconocieron que ya se cancelaron reservas debido al temor a contraer la enfermedad, pero coincidieron en que la incidencia no es importante. En ambos casos, calculan que las reservas alcanzan el 75% de las plazas.

Comentá la nota