El túnel internacional fue habilitado sólo para vehículos livianos y ómnibus.

Desde las 16, la DNV y Gendarmería autorizaron esa apertura parcial del túnel, en tanto unos 800 camiones seguían varados en Uspallata, a la espera de mejores condiciones climáticas.
El paso internacional Cristo Redentor, entre Mendoza y Chile, fue abierto esta tarde para vehículos livianos y de pasajeros en ambos sentidos, tras permanecer cerrado el fin de semana a causa de intensas nevadas, informaron fuentes de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

Desde las 16, la DNV y Gendarmería autorizaron esa apertura parcial del túnel, en tanto unos 800 camiones seguían varados en Uspallata, a la espera de mejores condiciones climáticas, dijo a Télam Miguel Rivas, del organismo vial.

La precipitación nívea, con fuerte viento y temperaturas bajo cero en la alta montaña, motivó la suspensión del tránsito durante el fin de semana.

Los responsables del tramo argentino de ese corredor biocéanico informaron que ayer cesaron los temporales en la zona limítrofe y la DNV limpió de nieve la ruta hasta la boca argentina del túnel, de tres kilómetros de longitud.

Del lado chileno, donde siempre los temporales son más intensos, en la zona de Caracoles se registró la caída de piedras con nieve en el camino, que hoy fue parcialmente despejado por vialidad de ese país.

No obstante, el tránsito se realizaba esta tarde con mucha precaución y cadenas en los neumáticos, porque las bajas temperaturas forman hielo muy resbaladizo en la calzada.

Comentá la nota