El túnel ferroviario será central en el nuevo acuerdo de Integración que firmarán Cristina y Bachelet

Las presidentas ya firmaron cinco convenios referidos a controles integrados en cinco pasos fronterizos, en el marco de la visita de Estado que la mandataria argentina inició en Chile.
Las presidentas de Argentina y Chile, Cristina Fernández y Michelle Bachelet, firmarán mañana en la capital trasandina un nuevo acuerdo de Integración y Cooperación entre ambos países que tendrá, en uno de sus principales puntos, el proyecto del Túnel Ferroviario de baja altura, parte del Corredor Bioceánico.

Este emprendimiento permitirá a Chile convertirse en un país de servicios, potenciar la integración física de América Latina y la conexión de los mercados de Asia Pacífico, Chile y el Mercosur.

El entendimiento, que complementará el acuerdo de Paz firmado en 1984, incluye un protocolo adicional para establecer la libre circulación de personas entre ambas naciones y crear una entidad de corte binacional para otorgar seguridad jurídica a los inversionistas que decidan participar de la implementación del Túnel Ferroviario.

La firma del Tratado de Integración y Cooperación entre Chile y Argentina se realizará mañana al mediodía en la localidad chilena de Maipú, lugar en el que José de San Martín y Bernardo O'Higgins sellaron la derrota de las tropas realistas, consolidando la Independencia de ambas naciones.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner resaltó hoy las relaciones entre Argentina y Chile al señalar que "estamos en un momento óptimo" y remarcó la importancia de los tratados que firmará mañana con su par de ese país, Michelle Bachelet. En ese sentido, señaló que "durante el Gobierno de la Presidenta Bachellet y durante mi gestión se declaró de interés nacional el ferrocarril trasandino, un viejo sueño del cual hablamos y hablaron generaciones de argentinos y chilenos" "Convinimos con Michelle que era realmente una obra que merecía que pusiéramos todo nuestro empeño porque sinceramente yo sueño que podamos perforar esa Cordillera", dijo.

Y agregó que "cuando podamos -al igual que en Aguas Negras- perforar esa Cordillera y permitamos que lo que se produce del otro lado de la Cordillera, no solamente en nuestro país sino en todo el sur de Brasil, Paraguay, Bolivia, pueda salir hacia el Pacífico estaremos logrando definitivamente el sello físico de unidad entre ambos países".

Dijo también que "Chile y Argentina han sido capaces de elaborar el primer complejo binacional en materia minera en el mundo. Y además va a dar lugar a la inversión minera más grande en el mundo, en estos momentos, que es Pascua-Lamas".

Por otro lado, remarcó "esta visita tan fuerte, que vamos a hacer al Vaticano, en donde vamos a ir las dos en un mismo auto a verlo al Papa y en el mismo auto van a estar las dos banderas, la chilena y la argentina a un lado y al otro. Podrán parecer tal vez detalles nimios, pero para mí ustedes saben lo que significó -lo conté cuando estuvimos en Natales y en Punta Arenas y luego fuimos a Monte Aymond- porque yo vivía en Río Gallegos en aquellos momentos".

"Así que va a ser una vivencia muy especial y también lo va a ser para Michelle porque, en definitiva, es la vivencia de los argentinos y de los chilenos", sostuvo.

"Yo creo que todas estas cuestiones de incorporación de nuevos pasos fronterizos, las importantes inversiones a uno y otro lado de la Cordillera, van haciendo a la construcción cotidiana", añadió.

En ese sentido, resaltó que "estas cosas no se construyen en un solo acto, en un solo día o en un solo momento, estas son construcciones cotidianas que hacen los hombres de Estado -las mujeres de Estado en este caso-, los hombres de empresas, que también hacen inversiones a uno y otro lado de la Cordillera, ustedes, diplomáticos de uno y otro lado o gobernadores a través de los vínculos".

"Además, un mendocino o un sanjuanino habla mucho más parecido a un chileno que a un porteño, para que lo vamos a negar porque, en definitiva, estas separaciones, como digo yo, son únicamente de carácter físico", subrayó.

"Cuando hoy visitaba el Monumento que se construyó en memoria del general O'Higgins, bellísimo, hermoso, debo decirlo, me emocionó; yo pensaba en esos dos hombres, en San Martín y en O'Higgins, y en que ambos construyeron la libertad de estos países pero que fueron a morir fuera de sus países", dijo.

"Pero no fueron a morir fuera de sus países por deseo propio, lo hicieron en un exilio entre voluntario y obligado que marca muchas veces la historia difícil que hemos tenido internamente en nuestros países y también historias difíciles en la región que, afortunadamente, estamos superando", mencionó la Presidenta.

Cristina indicó que "quiero unirme a la invocación de Michelle en cuanto a la necesidad de construir en nuestra región, en la América del Sur, en la UNASUR, una región de paz, una región de respeto irrestricto a los derechos humanos y unirme también a ella en la invocación del pronto retorno de la democracia en la hermana República de Honduras por la que tanto hemos trabajado".

"En eso también quiero rescatar aquí la labor que cumplió y sigue cumpliendo el señor Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, a quien me tocó acompañar a El Salvador y agradecerle a él el inmenso esfuerzo que estamos haciendo precisamente para que retorne a Honduras la democracia", remarcó.

Por último, sostuvo que "mañana sé que vamos a emular el abrazo de la independencia, pero bueno, somos mujeres, no comandamos ejércitos libertadores, pero ser por primera vez presidentas mujeres implica también una cierta tarea de liberación de ciertos prejuicios machistas que siempre hay rondando en todas partes. Así que, nos vamos a dar un abrazo de la independencia también de la mujer, tal vez, en el acceso al poder que, después de todo, nunca viene mal".

Comentá la nota