El túnel cuesta u$s 800 millones y la obra demorará cinco años

El túnel cuesta u$s 800 millones y la obra demorará cinco años
El costo actual de la obra triplica el original, según estudios preliminares que se expusieron ayer en Chile.
De 2004 a la fecha, el costo de la obra del túnel por Agua Negra -en realidad se proyectan dos, uno de ida y uno de vuelta- creció a poco más del triple: de unos 250 millones de dólares pasó a unos 800 millones de dólares, según se conoció ayer, cuando se expusieron en Chile los resultados preliminares de los estudios para la obra. No obstante, oficialmente no consideran que este encarecimiento sea motivo para dar marcha atrás con el proyecto, que estiman que estará en condiciones de licitarse a fines de este año. Otro dato que se precisó es que la obra binacional -clave para el Corredor Bioceánico que une Porto Alegre en Brasil con el Puerto de Coquimbo en Chile pasando por el centro de Argentina- demorará en construirse unos 5 años, según dijo el ministro de Infraestructura, José Strada.

La reunión fue ayer pasado el mediodía en La Serena, donde las empresas que están haciendo los estudios les presentaron a las autoridades gubernamentales de ambos países -Gioja y su equipo del lado argentino y el intendente de la IV Región Ricardo Cifuentes y su equipo del lado chileno- los avances. Se trata de dos estudios: el de geología, que realiza Geoconsult y otras empresas, coordinado por el Gobierno de San Juan; y el demanda económica, que está haciendo una compañía chilena y que coordina y financia el vecino país. El primero está casi concluido y el segundo se termina en un par de meses.

El estudio de geología arrojó varios detalles: además de decir que la roca es apta para ser perforada, esboza la geometría que tendrá la obra y los costos estimativos.

Cuando se empezó a hablar de Agua Negra, en 2004, se calculó que costaría unos 250 millones de dólares. Esa cifra nunca se actualizó (e incluso fue usada localmente varias veces como referencia para compararla en conveniencia con otros proyectos binacionales como el tren trasandino que motoriza Mendoza) hasta ahora, cuando se conoció que ha aumentado sensiblemente. En el gobierno aseguran que son cifras "previsibles", producto de la inflación de costos con el paso de los años y que no afectarán la concreción del proyecto.

Fisonomía de la obra

Ayer Strada precisó algunas características que se desprenden del estudio geológico, conclusiones que se toman como guía pero que no son definitivas. Primero, se sigue sosteniendo que lo más conveniente no es construir un túnel sino dos, uno de ida y uno de vuelta. Esto ya se viene deslizando desde el año pasado, pero ayer en los estudios que se presentaron prevalece esa idea. Según explicaron desde Vialidad Provincial oportunamente, construir dos mejora la ventilación y otorga un mayor coeficiente de seguridad. Segundo, cada túnel tendrá unos 13,8 kilómetros de largo y 12 metros de diámetro y estarán separados entre sí por 90 metros. Las vinculaciones entre ellos serán cada 500 metros a través de galerías de ventilación. Estas últimas son como túneles transversales de diferentes diámetros, de acuerdo al uso que se les dé, porque algunos, además de la ventilación, servirán para la circulación de vehículos ligeros.

Tercero, se conoció la ubicación geográfica del portal en los dos flancos de la cordillera y que la extensión del túnel se desplegará dos terceras partes del lado argentino.

Cuarto, el método de perforación que se piensa es combinado, usando tunelera en la mayor parte del recorrido y el resto con método tradicional de voladuras. Del lado chileno, se comenzará haciendo un boquete de aproximadamente 1 kilómetro con método tradicional (usando explosivos), que permita la entrada de la tunelera, que es una especie de tren de entre 70 y 100 metros de largo con una punta que al girar rompe la roca. La tunelera trabajará unos 10 kilómetros. Mientras tanto, del lado argentino se "atacará" la roca, con el método tradicional alrededor de 3 kilómetros, hasta encontrarse con el agujero que vendrá haciendo la máquina desde Chile. No hay ningún obstáculo para hacer los dos boquetes simultáneamente, para ganar tiempo. La provisión de la/s tunelera/s se espera que la haga la empresa ganadora de la licitación de la obra.

Quinto, en tiempos, se prevé una obra total de 5 años. Agujerear la roca puede llevar unos 3, pero la logística de preparativos y trabajos posteriores demandarán unos 2 más. Estos plazos se conocerán con exactitud cuando se termine el estudio de ingeniería de base, cuya licitación es inminente

Comentá la nota