Túnel: cobrarán peaje para recuperar inversión

Es parte de las conclusiones del estudio económico que se expusieron ayer en Chile sobre la obra binacional.
El túnel de Agua Negra avanza hacia su licitación y la decisión más firme es concesionarlo a un operador para que cobre peaje a cambio de mantener el camino y administrar el túnel. Se espera con esa recaudación se pueda crear un fondo especial para que Argentina y Chile devuelvan en parte el crédito con el que se prevé financiar la trascendental obra que es pieza fundamental del Corredor Bioceánico entre Porto Alegre (Brasil) y el Puerto de Coquimbo (Chile), cotizada en unos 600 millones de dólares.

Así lo explicó ayer el ministro de Infraestructura local, José Strada, quien participó junto a José Luis Gioja y las autoridades chilenas encabezadas por el intendente de la IV Región, Ricardo Cifuentes, de la presentación del estudio de impacto económico y social del túnel, a cargo de la consultora Cis y asociados. Este documento habla del peaje y concluye, al final de tres grandes libros, que la obra es rentable, pues sobrepasa la tasa de retorno exigida por el Gobierno Nacional de Chile para apoyar un proyecto.

"Se va a hacer la obra primero y luego se va a concesionar", dijo Strada desde La Serena. Si bien a este punto le dará forma un ente binacional especialmente creado por el histórico protocolo sobre Agua Negra que firmaron las presidentas Cristina Fernández y Michelle Bachelet a fines de octubre, en el marco del tratado de Paz y Amistad, es el rumbo a tomar, aseguró el ministro. Este ente, constituido por autoridades de Obras de Chile, de Argentina y de San Juan, "es el que va a definir cómo se va a invertir, cuándo licitar, cómo va a ser el pliego, el mecanismo de adjudicación, cómo se va a construir y cómo se va a concesionar", explicó Strada.

El funcionario local dijo que una empresa construirá el túnel y otra distinta manejará el peaje: "Son dos caminos distintos. La constructora sólo construye y después de que la obra esté concluida, se va a concesionar a un operador que tiene que mantener el túnel, pagar los consumos de electricidad, administrarlo y cobrar el peaje". Y agregó que "el cobro del peaje servirá para pagar los gastos de mantenimiento y amortizar la inversión, una parte irá al Estado para devolver el crédito".

Según Strada, queda para el análisis del ente binacional si será una concesión integrada, es decir, que se puede concesionar el túnel y el Puerto de Coquimbo también, a una misma compañía.

Ayer en el estudio se deslizaron incluso posibles costos del peaje para un recupero eficaz en un escenario de 45 años de funcionamiento del túnel a 2.200 pesos chilenos o cerca de 3,8 pesos argentinos para los vehículos livianos y 6.600 pesos chilenos o cerca de 9,56 pesos argentinos para camiones.

También se difundió en el estudio que el túnel que el precio de construirlo oscila en los 917 millones de dólares. No obstante, Strada dijo que el costo que él maneja personalmente es de unos 600 millones de dólares.

La idea es llamar a licitación con provisión de financiamiento. Es decir, que una empresa se presente y diga que quiere construir el túnel pero que propone a Argentina y Chile una vía de crédito para costear la obra a tasas convenientes. Ya hubo conversaciones con el gobierno brasilero y se sabe que habrá compañías de ese país interesadas, con el respaldo del Banco de Desarrollo de Brasil. No obstante, no descartan en la gestión G oferentes de otros países.

Todo es materia de revisión del ente binacional, que es un apéndice gubernamental de ambos países y que aún no se conforma. Acaban de aprobar el protocolo en el Congreso argentino y falta que suceda lo mismo con el parlamento chileno. Una vez cumplimentado este paso legislativo, se dará el reglamento de funcionamiento y entonces el ente empezará a trabajar y a definir las cosas.

La de ayer fue una instancia decisiva en la historia del túnel de Agua Negra, porque se presentaron las conclusiones de este estudio económico, costeado por Chile, que estaba en marcha desde enero de 2008. Se suman a los nutridos resultados de varios estudios anteriores de prefactibilidad. Así, ahora sólo queda en tránsito el estudio de ingeniería que incluye la elaboración de los pliegos de la futura licitación, iniciado este año, que está en manos de la brasilera Bureau Proyetos Limitada, y que se prevé concluir en el primer trimestre de 2010, para poder licitar la obra en 2011.

Comentá la nota