Tucura: la Provincia fumiga más de 300 mil hectáreas contra esa plaga

El Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense inició hoy un programa de fumigación con aereoaplicaciones sobre 306.000 hectáreas de campos ubicados en distritos cuyos cultivos se han visto seriamente dañados por las tucuras (langostas), además de una prolongada sequía.
La eliminación de la plaga con aportes del gobierno nacional (10 millones de pesos) se realiza en los partidos de Olavarría; Coronel Pringles; Tres Arroyos; Coronel Suárez; Lamadrid; González Chaves; Laprida y Benito Juárez, a los que se sumaron Tapalqué y General Alvear, donde profesionales y técnicos determinan los umbrales de daños y áreas de riesgo.

Según la cartera agropecuaria también se ha detectado presencia de tucuras en Nueve de Julio y Bragado, distritos que han tenido mejores condiciones de precipitaciones "pero sin que hasta el momento hayan afectado a los cultivos".

El director de Sanidad Vegetal, Gustavo Calvanese, dijo que "una vez concluidas las fumigaciones, técnicos de Asuntos Agrarios realizarán los controles respectivos de las áreas para supervisar la eficacia del tratamiento".

Dijo también que "cada municipio decidirá qué área se va a fumigar, con qué aeroaplicador lo hace y en qué distribuidor adquiere los productos" y recordó que la Provincia "tiene un plan de monitoreo de tucura que realizan los delegados de cada región quienes en su momento ya habían dado un informe de alerta que no fue tenido en cuenta".

"Esta plaga es considerada endémica y esta especie de Tucura que invadió los cultivos hacía 28 años que no atacaba" y agregó que "se desplazó hacia los verdeos por lo que los rendimientos de la siembra se van a sentir afectados y los que no puedan fumigar, lo estarán aún más".

Finalmente, explicó que "las tucuras nacen en donde no hay rotulación de suelos, la agricultura de siembra directa y la labranza cero han contribuido y favorecido al mayor crecimiento de esta plaga, con lo cual los huevos de la Tucura no son expuestos a heladas o a las aves predadoras y el hecho de que no haya labranza o laboreo es la mejor forma de supervivencia de la plaga a lo largo de estos años".

Comentá la nota