Los tucumanos no creen en las mediciones que hace el INDEC

Los ciudadanos consultados por EL SIGLO sostuvieron que los datos difundidos por el organismo nacional son equivocados, ya que los niveles de precios de los artículos alimentarios "suben día a día".
En la edición de ayer, EL SIGLO publicó una nota referente a la diferencia existente entre las mediciones oficiales de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) establecidas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y un relevamiento de campo realizado por el propio diario, tomando como parámetros los parámetros del organismo oficial.

La resultante de dicho trabajo periodístico arrojó que el valor de la CBA se ubicó en torno de los 695,46 para la confección de 25 productos comestibles de primera marca en Tucumán. En tanto que el nivel determinado por el INDEC rondó los 481,85 pesos, es decir, un 44,33 por ciento más barata.

A partir de ello, EL SIGLO se apostó a las salidas de los principales centros de compras del microcentro capitalino para constatar cuál es la percepción del ciudadano común en cuanto a los niveles de precio que puede vislumbrar, además de consultarles su opinión sobre las mediciones estadísticas oficiales.

"Se muy bien lo que gasto"

"No estoy de acuerdo con lo ridículo de los precios que mide el INDEC, es una vergüenza. Te das cuenta que todos los días hay un aumento en los artículos para comer", consideró Beatriz Cabisoso, que lentamente, con el correr de la entrevista, sus ánimos comenzaron a caldearse por la situación.

"Hoy en día, se gasta mucho más de lo que dicen éstos (por el organismo nacional), te podés imaginar que en casa somos tres personas y tengo que gastar, como mínimo 50 pesos por día para poder comer dignamente. Si hago una comparación, antes con 10 pesos me podía arreglar", prosiguió.

Al momento de consultarle del porqué estima que se cae en esta falacia estadística, Beatriz recalcó: "Se falsea todo por un simple conformismo, pensarán que la mayoría de la gente es ignorante. Pero yo soy una ama de casa y se muy bien lo que gasto y como lo gasto, compro carne, verduras, el azúcar que está carísima, siendo que en Tucumán la producen, es inconcebible el aumento. Si bien es cierto que el salario subió un poco, pero se te esfuma en el momento, porque al mismo tiempo las cosas se ponen caras (sic), no hay plata que te alcance como uno desearía o como te lo dice el INDEC".

Más dinero, menos artículos

Otra de las señoras que demostró su disconformismo por "la manga de mentiras que se lanzan" fue Patricia para quien el valor de la CBA "es mucho más que el anunciado por el Gobierno Nacional. Entre el precio de ellos y el que ustedes (por EL SIGLO) se nota el cambio, además nosotros, como consumidores, nos damos cuenta del engaño".

Cuando se le requirió sobre la cantidad de dinero que eroga al momento de realizar sus compras de mercaderías de primera necesidad, Patricia sostuvo que: "Hubo un tiempo que con 80 pesos sacabas la comida para toda la semana, pero ahora con la misma cantidad escaso llenas dos bolsitas, y encima, tenés que volver cada dos días para llevarte más cosas".

Tambíen, el ama de casa, señaló que para afrontar la escalada en los precios tuvo que apelar a la compra al por mayor para menguar el desequilibrio presupuestario hogareña.

"Lo que llevo habitualmente es el pan y la carne que en estos días tuvo un aumento cercano al 20 por ciento, ni hablar de los días antes de las Fiestas en donde a las subas se las sintieron mucho", consignó desolada al ingresar al supermercado.

Carne y verduras por las nubes

Los caballeros de la casa no se vieron rezagados a la hora de vertir sus opiniones al respecto, quebrando una tradición que sostiene que el sexo masculino no posee cierta idea en estos tipos de asuntos.

"Hace años que ya no se puede creer en el INDEC. Ahora llevamos 100 pesos en dos bolsas, cada vez se necesita más plata para llevar menos cosas, este país está al revés. Te das cuenta que todas los alimentos suben todos los días, en especial la carne que se fue por las nubes, mientras que las verduras resultan imposibles de adquirir especialmente en los súper", recalcó Rodrigo Soria.

EL SIGLO inquirió sobre los motivos que anima el Gobierno nacional para persistir en su metodología de medición, a lo cual pronunció: "El oficialismo nunca te va a decir la verdad. Te muestra una careta falsa porque sólo buscan los votos. Encima seguimos esperando sueldos dignos". "Te puedo asegurar que en lo que va del mes por lo menos hubo un incremento del 15 por ciento en arroz, fideos y, sobre todo el pollo", describió.

Finalmente, Carlos de 50 años, al momento de comentarle el índice anunciado por el INDEC para la CBA, sentenció: "Nada que ver. Los precios son muchos más caros, por ejemplo a la carne que la comprabas a 12 pesos, ahora no baja de los 25 o 27. Los precios se disparan día a día".

"El Gobierno está consciente que miente, pero no somos tontos. Apelamos a ir adonde están las ofertas para la carne, el aceite y las harinas. Los lujos quedaron atrás".

Comentá la nota