En Tucumán, la sanidad celebra su día en medio de protestas

El asueto dispuesto por el Gobierno por la conmemoración de esta fecha no impedirá que los autoconvocados de la sanidad concreten una nueva jornada de protesta.

Ni el asueto administrativo decretado para hoy por el Gobierno, debido a la conmemoración del Día de la Sanidad, impedirá que los médicos y empleados autoconvocados de la salud concreten una nueva jornada de protesta, con presencia en los hospitales y calles de toda la provincia.

En el marco del plan de lucha iniciado hace siete semanas, en reclamo de un incremento del 100 por ciento en la base de cálculo salarial y la titularización de 3 mil contratados antes de fin de año, entre otros planteos, los profesionales programaron distintas actividades para expresar su malestar.

Se viene la carpa blanca

A las 10.00, se realizará una asamblea en la Maternidad, donde delegados de distintos centros de salud ultimarán los detalles "para la instalación de una "carpa blanca" de la sanidad en la plaza Independencia, que se concretaría en horas del mediodía", según confirmó a EL SIGLO Gustavo Arquez, vocero de los autoconvocados e integrante de la mesa directiva del Colegio Médico.

El galeno explicó que "el objetivo de la instalación de esta carpa es que se transforme en un punto de actividad permanente de contacto con la comunidad y en el escenario para realizar distintas actividades, como la entrega de folletos, recolección de firmas de apoyo e incluso la realización de eventos culturales y musicales de distintos sectores que adhieren al reclamo de la sanidad".

Arquez señaló que "la idea es que la carpa quede instalada en la plaza hasta el miércoles, cuando se realizará la gran marcha negra de la sanidad, para ver cuál es la repercusión que tiene"; aunque aclaró que "existe la posibilidad cierta de este espacio de protesta que quede instalado de forma definitiva si el gobierno no hace un ofrecimiento serio que permita superar el conflicto".

Por otro lado, durante la mañana de hoy el personal de distintos hospitales y CAPS tiene previsto organizar "ollas populares", abrazos simbólicos a los edificios y cortes de calles al frente de los mismos.

En el caso del hospital Padilla, los médicos y empleados realizarán, a partir de las 10.30, "un abrazo simbólico al edificio, con distintivos negros, en señal de duelo por la crisis de la salud pública en Tucumán", según adelantó a este diario Jorge Ramacciotti, delegado de los autoconvocados en ese centro de salud.

El galeno admitió que el deseo de los profesionales de la salud "es superar este conflicto para volver a trabajar con normalidad, pero en condiciones más dignas, con mejores salarios y menos precariedad laboral", aclaró.

Movilización en el Sur

Otra de las actividades centrales para esta jornada de protesta tendrá lugar en la sureña ciudad de Juan Bautista Alberdi, donde delegados de distintos hospitales y CAPS de la provincia concretarán una movilización, en horas del mediodía. Esta previsto que los manifestantes también viajen en caravana a las cercanas localidades de Aguilares y Concepción, para hacer oír su reclamo.

"Esta es una lucha que va a ser larga y debemos seguir uniendo fuerzas para conseguir las conquistas que necesita la sanidad en este conflicto, que no es en contra del Gobierno, sino a favor de la salud pública", advirtió Estela Di Cola, referente de los autoconvocados, quien participará de la "marcha blanca" en el Sur.

El PE apeló a la moral

El ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, instó a los autoconvocados de la sanidad a "reflexionar prioritariamente sobre la gente que no está siendo atendida en los hospitales", como consecuencia del paro por tiempo indefinido que mantiene el sector desde la semana pasada, afectando la atención en consultorios externos y suspendiendo las cirugías programadas.

El funcionario se refirió "a la última Encíclica del papa Benedicto XVI, que habla sobre la necesidad de hacer una valoración del orden moral del conflicto, lo cual, en este caso, debería llevar a garantizar que los problemas de salud de la gente tengan una respuesta.

El titular de la cartera política opinó que "las medidas de fuerza que se han adoptado son muy extremas porque estamos en una desatención de un servicio básico para la población. Se deben discutir las cuestiones individuales, pero nunca poniéndolas por adelante del interés general", sentenció.

Por último, Jiménez pidió "morigerar las medidas de fuerza, para que no se siga afectando a la gente".

Comentá la nota