En Tucumán gana la antipatía por los partidos

Un estudio presentado en Casa de Gobierno muestra que más del 80% de los ciudadanos no desea participar en asuntos públicos. El trabajo, que forma parte de un informe del PNUD, revela que la mayoría pretende votar listas sin vínculos con agrupaciones.
Tres de cada cuatro tucumanos no simpatiza con una fuerza político. De hecho, siete de cada 10 querría poder votar a sus representantes sin que estos tuvieran que postularse por medio de una agrupación. Dicho de otro modo, les gustaría que los partidos ya no tuvieran el monopolio de la representación pública en materia de cargos electivos. Y se se suma a los que no les importan los asuntos públicos, y a los que sí están interesados pero no se inmiscuyen, resulta que más del 80% no quiere participar en política.

Estos datos le fueron expuestos a integrantes del Poder Ejecutivo y de la Legislatura (la Corte fue invitada pero no mandó representantes) en la propia Casa de Gobierno. La estadística integra el informe "Tucumán: ciudadanía, instituciones y rol del Estado", del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que fue presentado en una jornada conducida por el secretario de Relaciones Internacionales de la provincia, José Vitar.

Los contrastes

"La crisis de 2001 representa un punto de inflexión para las agrupaciones políticas: las identificaciones partidarias quedaron debilitadas, aunque no surgieron espacios políticos diferentes y acordes con la nueva realidad. No emergieron nuevas fuerzas y pocas fueron las nuevas figuras. El comportamiento electoral de la ciudadanía inició un derrotero fluctuante. Los votos toman su destino según los candidatos y las circunstancias". Las explicaciones son de la licenciada Roxana Laks, del grupo consultor Sociología y Mercado, que estuvo a cargo de la realización del estudio.

La profesional resalta que el 74,6% de los tucumanos manifestó no simpatizar con partido alguno (Ver cuadro "Identificación..."). Pero advierte que la opinión pública no desconoce la importancia del rol de los partidos políticos. "De ello da cuenta que el 76% de los tucumanos dicen que son necesarios, aunque deben mejorar y reformarse", puntualizó. (Ver cuadro "Elecciones...)

Nuevos tiempos

"A diferencia de décadas anteriores, cuando los partidos políticos proponían e imponían sus candidatos sobre la base de su representatividad social, hoy son los candidatos los que, sobre la base de su representatividad personal, aportan los votos al partido, y no al revés", contrastó Laks.

Tanto es así que las figuras de una misma agrupación pueden fragmentar a esa fuerza, como ocurrió con las tres candidaturas presidenciales peronistas de 2003. "Son los líderes de popularidad los que establecen opciones políticas y electorales basándose en su vínculo directo con la ciudadanía y eliminando la mediatización partidaria", precisó.

En este contexto, la especialista observa que el 67,6% de los tucumanos quieren votar a los candidatos de manera independiente de los partidos.

"En síntesis, los partidos -así como otras opciones de representación- no han desaparecido sino que los lazos de inclusión y el sentido de pertenencia están distendidos. Siguen siendo considerados como necesarios, pero con requerimientos de replanteos y reformas", precisó. (Ver cuadro "Opinión...")

Laks añadió que el ejercicio de la ciudadanía no se agota en el acto electoral. "Mantiene su actitud de seguimiento y de control del accionar político de sus representantes, pero no tanto a través de la agrupación política sino por medio de las acciones de grupos de pertenencia definidos por atributos diferentes de la identidad partidaria. Por ejemplo, movimientos de jubilados, sectores de la salud, defensores de los intereses del campo. Estos núcleos se manifiestan respecto de temas puntuales vinculados con problemáticas particulares", explicó.

En ese sentido, consignó que si bien se manifiesta un bajo grado de participación activa (Ver cuadro "Participación..."), también se registra un importante nivel de interés por los asuntos públicos.

Comentá la nota