Tucumán debatió el futuro del secundario

Docentes, padres y alumnos de todas las escuelas y colegios de la provincia intercambiaron propuestas sobre el nuevo modelo de nivel medio que impulsa la Nación a partir de 2009.
Ayer no hubo clases para el nivel secundario en la totalidad de las escuelas y colegios, públicos y privados, de nuestra provincia.

Sin embargo, la jornada fue más que productiva, puesto que sirvió para que docentes, alumnos y padres discutan sobre el futuro del secundario, que a partir de 2009 será reestructurado a propuesta del Ministerio de Educación de la Nación.

Todos los actores de la educación, en cada establecimiento, integraron distintas comisiones de trabajos, donde se abordaron las modificaciones impulsadas por el Poder Central y se aportaron valiosas propuestas.

“Este fue el primer día de discusión entre los actores de la educación sobre qué escuela secundaria necesitamos, en un país que quiere trabajar, que es productivo y se está desarrollado, porque necesitamos que vaya creciendo cada año un poco más y, para ello, desde la educación acompañar este proceso”.

Con estas palabras, la ministra de Educación de la provincia, Silvia Rojkés de Temkin, resumió la importancia del enriquecedor debate que sustituyó, por un día, al dictado de clases en Tucumán. Según precisó la funcionaria, las propuestas que surgieron durante la jornada de ayer serán incorporadas a un borrador que en los próximos días será elevado a la cartera educativa de la Nación.

La obligatoriedad

del secundario

Uno de los tópicos del debate giró en torno a la iniciativa nacional de declarar obligatoria la educación secundaria. "Esto tiene que seguir discutiéndose por separado, elaborar un documento y enviarlo a la Nación a partir de una base, que es este borrador, que tiene muchos datos sobre edad, distribución de horas y funcionamiento de las escuelas", reflexionó Rojkés de Temkin.

Además, la Ministra ponderó la necesidad de realizar nuevas jornadas de discusión entre "padres, alumnos, funcionarios y docentes, en una democracia participativa, que sea generadora de propuestas que acompañen al desarrollo provincial, al nivel productivo en general, desde lo cultural, desde las necesidades que tienen los jóvenes y que tenemos los docentes. Esto tiene que seguir discutiéndose por separado, para elaborar un documento y enviarlo a la Nación. Esto no se cierra ahora", subrayó.

Otros cambios

Uno de los pilares en los que se asienta el proyecto de la Nación para la reestructuración del nivel medio, a partir de 2009, apunta a que los educadores trabajen en una sola escuela y no repartiendo su carga horaria en distintos establecimientos, como ocurre en la actualidad. Los defensores de la iniciativa sostienen que la medida permitirá afianzar la relación entre los docentes y los alumnos, además de fortalecer el sentido de pertenencia de los educadores argentinos con las escuelas.

Comentá la nota