Tucumán carece de un régimen, pese a la orden constitucional

La Legislatura está en mora desde 2006 .
Tucumán sigue en mora respecto de una cuestión que es fundamental para la democracia: la sanción de una ley electoral que rija los comicios de los cuales deben surgir las autoridades provinciales. Esto, pese a que se trata de una imposición expresa de la Constitución sancionada en 2006.

El artículo 158 de la Carta Magna, ubicado en el capítulo de disposiciones transitorias, establece: "una vez sancionada la reforma, la Legislatura deberá, dentro del plazo de 120 días, dictar la ley sobre Régimen Electoral y de los Partidos Políticos, de acuerdo con las pautas establecidas por el artículo 43 de esta Constitución".

Pese al tiempo transcurrido (el 6 de junio se cumplirán cuatro años de la reforma constitucional), la Legislatura aún no ha subsanado esta omisión constitucional.

El 12 de febrero de 2007, la Legislatura sancionó una ley electoral, por impulso de quienes entonces respondían al vicegobernador, Fernando Juri, con el respaldo de la oposición. No obstante, el texto fue vetado parcialmente por el gobernador, José Alperovich, en lo referido a la instauración del voto electrónico y al castigo al clientelismo político. Como consecuencia, se derogó la vieja Ley 1.279. Por ende, cada partido político debe realizar internas para elegir sus candidatos a gobernador, intendente, legislador, concejal o comisionado rural. No obstante, pueden evitar ese paso si acordaron listas únicas.

Otra omisión

El artículo 43, inciso 3 de la Constitución reformada en 2006, también asegura "el sistema de votación electrónica", cuyas características deben ser "establecidas por ley". Mientras tanto, el artículo 157 dispone que dicho mecanismo "se aplicará en forma progresiva, según lo permitan las exigencias técnicas y económicas que su ejecución demande". No obstante, imponía que la ley reglamentaria del mismo fuera "aprobada antes de la finalización del año 2006".

Pese a tan contundentes obligaciones impuestas por la Carta Magna, la Legislatura aún no ha sancionado la ley que regula la utilización de medios electrónicos -para mayor transparencia del acto electoral-, cosa que sí hacía la norma sancionada en 2007, que fue vetada por Alperovich.

Amén de la falta de una ley que fije el régimen electoral, entre las bases sentadas expresamente por la Constitución se encuentra la proscripción del mecanismo de sublemas. No obstante, se admite el sistema de acople, en virtud del cual un partido puede postular legisladores propios y "acoplar" esa lista a la fórmula de gobernador y vice de otra fuerza política.

Comentá la nota