El 'The Truman Show' o Gran Hermano de tres ministros

Compañeros del gabinete provincial, Ricardo Casal; Alberto Pérez y Mario Oporto, se inventaron una fórmula –por cierto tampoco tan original- para escaparle a la formalidad de las reuniones entre despachos, que se ha hecho habitual: desayunar en una conocida confitería de City Bell, compartiendo la mesa, naturalmente.
Los encuentros suelen darse entre semana pero también los fines, después de salir a caminar (aunque la imagen de alguno de ellos no devuelva precisamente los resultados de esto último).

Hasta hace unos días, los encuentro matinales sólo quedaban registrado en sus retinas y, por supuesto, en las de algún que otro vecino de City Bell, la mayoría de los cuáles quizá sin siquiera saber que se trataba de una mesa de “ministros”.

Ya no. La inseguridad y sus inventos –esos que suelen servir para ‘presentarlos’ como la solución de un flagelo que, sin embargo, nunca cesa- ha hecho pedazos esa intimidad: es que a poquísimos metros de la puerta de la confitería, el Municipio instaló una “camarita indiscreta” que registra cada uno de los movimientos de quienes se ponen a su alcance.

Montada sobre un poste de luz, el foco tiene una particularidad más: lejos de ser fija, dicen que tiene un movimiento de 360 grados, como para “no perder” dato alguno. Pedirá Scioli la transmisión, en vivo, de lo que capte esa cámara para ‘controlar’, al mejor estilo "The Truman Show” los movimientos a sus ministros o estarán éstos practicando para anotarse alguna vez –el poder siempre, es prestado- en, quien sabe, alguna nueva edición de Gran Hermano?

Comentá la nota