Trotte: "El campo debe redistribuir sus rindes"

El mandatario municipal y productor agropecuario defendió la política del Gobierno nacional. Dijo que en el plano de la

industria de la maquinaria agrícola se nota una recuperación

El intendente Luis Trotte es uno de los cerca de 70 mandatarios de extracción justicialista que adhieren al proyecto del Gobierno nacional, que dicho en esos términos no aporta ninguna novedad a la realidad política existente en la provincia; pero si a eso se le agrega que es ruralista y titular del Ejecutivo de Monte Maíz, una localidad agropecuaria por excelencia y en donde la industria de la maquinaria agrícola tiene una injerencia muy especial, allí el panorama adquiere ribetes más interesantes a la hora de conocer los argumentos de su posición.

El dirigente trazó un escenario en el que habló de "rindes espectaculares" en el campo, la necesidad de una redistribución hacia los sectores más pobres de la sociedad y en el plano de las industrias de la agro-maquinaria entendió que la situación "comenzó a revertirse", aún cuando aceptó un parate en comparación con épocas anteriores.

Trotte asiste a la dualidad que le depara el presente, donde mientras ratificó su apoyo al Gobierno "K", una gran mayoría de su localidad adhiere a la medida dispuesta por los hombres de campo, situación que analizó cuando dijo que "hay una cierta presión de parte del sector agropecuario, más en Monte Maíz donde tenemos las fábricas que dependen mucho del sector rural, como Agrometal o Ingersol, pero nosotros tenemos nuestros ideales".

Rentabilidad espectacular en el campo

Trotte no buscó frases hechas, ni atajos, a la hora de explicar su apoyo al Gobierno nacional, aun inserto en una comunidad que el escenario actual se le presenta como demás adverso y con una expresión verborrágica y frontal, expresó primero que "es harto conocido que el sector del campo tuvo y tiene buenos rindes, que su situación económica ha cambiado en los últimos 5 a 6 años y lo puedo decir como propietario de un campo, que puedo ver en el presente una rentabilidad espectacular".

Y entendió que "dar un poco a los que menos tienen, dividir un poco la torta, me parece que es lo más correcto".

No obstante, reconoció que "es cierto que muchas veces hay situaciones difíciles que nos toca vivir, pero repito que uno lo hace sobre la base de la existencia de una convicción, sobre todo a partir de saber que estamos en un país donde en el año 2000 de cada dos personas, una era pobre; y hoy cada tres hay un pobre, ya mejoró la situación y falta muchísimo por hacer".

Un parate no tan severo

en la maquinaria

El mandatario municipal de Monte Maíz también aceptó analizar la situación por la que atraviesan las industrias de maquinarias agrícolas de su comunidad, momento cuando también tuvo algunos puntos encontrados con los propietarios de esos centros fabriles.

Si bien primero reconoció que "es cierto que ha tenido un parate", también advirtió que "tampoco es tan severo como lo dicen", siempre en alusión a la agro-maquinaria.

Recordó que "hubo un tiempo donde suspendieron un día cada 15 jornadas al personal, pero en este momento están trabajando y algunas empresas aprovechan cuando hay un pequeño desliz para sacar gente; pero repito que es real que viven una situación más complicada que en un tiempo pasado".

Sostuvo que "por todo hoy se culpa a la Presidenta (Cristina Fernández), pero estamos viviendo en un país donde la sequía es tremenda, la crisis mundial existe y por lo tanto pienso que hay que sumar todas estas situaciones a los problemas que atraviesan las industrias".

Trotte aseguró que "las empresas de Monte Maíz han empezado de nuevo a trabajar, hasta la semana pasada lo hacían también con horas extras, si bien no es lo mismo que 2007, el panorama comienza a revertirse".

Comentá la nota