Triunvirato estrena la doble mano en nueve días

Funcionará entre 14 de Julio y Combatientes de Malvinasc
La doble mano sobre nueve cuadras de la avenida Triunvirato, a la altura del barrio de Villa Ortúzar, ya tiene fecha tentativa de estreno. Voceros del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, que avanza en el diseño de la medida, informaron que los dos contracarriles sobre Triunvirato, entre las avenidas Elcano y De los Incas, serán habilitados el martes 22 de este mes.

En rigor, la doble mano comenzará a regir entre la calle 14 de Julio -una cuadra después de Elcano, hacia el Norte- y se extenderá una cuadra más allá de De los Incas, hasta Combatientes de Malvinas, para que los colectivos puedan retomar su recorrido habitual fuera del tramo en cuestión.

Como se recordará, con esta medida el gobierno porteño pretende concentrar sobre Triunvirato el transporte público para aliviar las calles angostas adyacentes de la contaminación ambiental y sonora que provocan las unidades. Según informó el director general de Transporte porteño, Guillermo Krantzer, variarán su trayectoria actual las líneas 71, 127, 108 y 87, siempre en el segmento en el que comenzará a funcionar la doble mano.

De todos modos, los contracarriles no serán exclusivos para colectivos, sino que éstos convivirán con autos particulares.

"Tenemos prevista la inauguración para el 22 de septiembre. Elegimos un martes para poder contar con un día hábil previo, por si hay algún imprevisto de último momento para resolver. Lo que todavía no está definido es el horario", dijo el funcionario a LA NACION.

La instrumentación de esta primera etapa de los contracarriles sobre Triunvirato (habrá una segunda, que prolongará el esquema desde Combatientes de Malvinas hasta la avenida Roosevelt, en Villa Urquiza) demandó la colocación de nuevos semáforos y una obra vial menor de demarcación de los carriles, aún no concluida.

Cambios en la zona

Por la zona ya pueden observarse tiras de asfalto colocadas sobre el adoquinado de Triunvirato, sobre las que resta pintar las rayas amarillas demarcatorias de los carriles y colocar delineadores, similares a los instalados en algunos tramos de la avenida Pueyrredón para separar ambas manos de circulación.

Poco antes de la implementación de la segunda etapa de los contracarriles hasta Villa Urquiza, prevista para fines de octubre o principios de noviembre, la doble mano será prolongada una cuadra hacia Chacarita hasta la avenida Elcano (hoy de mano única), que también será convertida en doble mano a lo largo de 400 metros, entre Rosetti y Triunvirato, de manera de poder derivar el tránsito hacia los contracarriles de ésta.

Durante una recorrida por la avenida Triunvirato, LA NACION pudo comprobar que las opiniones están divididas entre vecinos, comerciantes y transportistas, respecto de la instrumentación de la doble mano. Los primeros temen que la concentración de los colectivos derive en un aumento del ruido; los segundos creen que la doble mano los favorecerá, porque habrá mayor movimiento de gente. En tanto, taxistas y automovilistas opinan que la medida puede ocasionar trastornos de tránsito.

Krantzer aseguró que el gobierno porteño está realizando encuestas de opinión entre los ciudadanos en relación con la doble mano sobre Triunvirato. "La gente no está muy involucrada con el proyecto. Los resultados son ligeramente favorables, especialmente entre los comerciantes", explicó.

La doble mano llegará a Triunvirato luego de experiencias similares impulsadas por el gobierno porteño sobre las avenidas del Libertador y Pueyrredón. También está previsto repetir la iniciativa sobre Gaona y Garay, sin fecha estimada.

Comentá la nota