Triunfos que preocupan

Quizás, la explicación de porqué gana elecciones sucesivamente el FCS haya surgido de la boca de su principal figura, Eduardo Brizuela del Moral, cuando sin pensarlo dijo “No vivimos en Suiza”.
En ninguna democracia seria el oficialismo local podría competir con chance alguna, en Catamarca si.

Con una cuestionable gestión a cuestas, sin un proyecto de provincia para proponer, al FCS le alcanza y sobra para volver a ganar una elección, con su acostumbrada recurrencia al erario publico, una estrategia de campaña simple, con ideas muy módicas, donde la clave pasa, como siempre, por desarmar al adversario de turno; así las cosas, es ilusorio esperar compromisos fuertes con los ciudadanos.

La sociedad provincial debe advertir que los gobiernos como el de Eduardo Brizuela del Moral ahora, o como el de los Castillo antes, que simulan una reorganización de la sociedad, si ganan elecciones, nada harán para mejorar las condiciones generales de la provincia, porqué la crisis interminable que nos afecta es la que los puso donde están, al control de las cuentas publicas, lo que más ansían, e indirectamente, de la vida de todos los catamarqueños, obligación que se desatiende siempre.

En términos generales, también debe advertirse que si ya es grave que una democracia funcione renga, donde no ganan las ideas ni los proyectos, donde solo gana el aparato más fuerte y mejor aceitado; mas grave aún es la amenaza de una democracia totalmente formal, que se encuentra en las postrimerías de un unicato. Grave y peligroso, por las consecuencias que de allí pueden derivarse.

Comentá la nota