Triunfo vecinalista y gran recuperación de la UCR

El Movimiento Vecinal se impuso ampliamente con 13.320 votos y contará con once concejales desde diciembre próximo. El radicalismo obtuvo un importante respaldo en las urnas con 6511 votos y volverá a tener representantes en el Concejo Deliberante. El resultado fue poco favorable para el PJ, si bien igualmente incorporará dos concejales
El Movimiento Vecinal parece invencible y se consolida muy por encima en la preferencia de los tresarroyenses por sobre los partidos tradicionales e incluso las principales fuerzas de influencia nacional. Ayer logró una nueva y amplia victoria, obteniendo cinco concejales de los nueve que habían sido puestos en juego y uno más de los que arriesgaba, por lo cual su mayoría en el Concejo Deliberante pasó a ser de más peso aún, con once bancas.

También el vecinalismo logró colocar los tres consejeros escolares en disputa, por lo cual ese cuerpo seguirá siendo todo del oficialismo.

En tanto el radicalismo logró posicionarse en segundo lugar, desplazando al Partido Justicialista, en una muy buena elección después que en 2007 sufriera la peor de sus performances electorales de su historia en la ciudad, lo cual le vale volver al Concejo Deliberante con dos concejales.

El PJ en tanto volvió a defeccionar y quedó muy lejos de ser una fuerza opositora de peso, aunque sumando también un par de concejales al que recobró del kirchnerismo.

No obstante hay un mensaje al que se debe prestar mucha atención, y darle desde el sector político local, todo, la lectura que el caso merece. Y es que hubo casi 3000 votos en blanco, lo que se convirtió en la cuarta fuerza de las elecciones de ayer.

Los datos

El Movimiento Vecinal obtuvo 13.320 sufragios, lo que significa el 38,30 por ciento de los votos emitidos, pero recibió un llamado de atención en una localidad a la que ha apostado fuertemente como Claromecó, donde fue vencido claramente por el radicalismo pese a la descentralización y el importante aporte económico que se realiza desde la administración central. En el resto de las localidades el triunfo fue vecinalista.

Por su parte la UCR sumó 6511 votos, que sería el 18,72 por ciento de los sufragios con una interesante diferencia sobre el Partido Justicialista, que solamente logró la adhesión de 4822 votantes y significa el 13,87 por ciento.

El resto estuvo muy lejos de todo, donde Acción Comunal de Graciela De Leo hizo una pésima elección al obtener solamente 986 votos, apenas un 2,83 por ciento, y superando por muy poco al socialismo pero quedando muy relegada con respecto a cualquiera de las tres fuerzas que representaban a Unión-PRO, entre las cuales quedó mejor posicionado Rogelio Varese, pero con apenas 1873 sufragios, unos 142 por encima de Emiliano Capandegui y 642 de Oscar Cipulli. Entre los tres fue escaso el aporte que le hicieron a sus referentes a nivel nacional.

Pero...

Asimismo estas elecciones dejaron otro datos interesantes para analizar, y tienen que ver con los obtenidos en el distrito por las fuerzas nacionales que polarizaron la atención a nivel provincial.

Por caso el Frente para la Victoria, logró 8277 sufragios para diputados nacionales con la lista que integraba el doctor Carlos Moreno, unos 5000 menos que el Movimiento Vecinal, donde además Unión-PRO logró 10.812 votos, como para observar dónde fue a parar el corte de boleta. El Acuerdo Cívico y Social en tanto obtuvo 8507 sufragios, unos 2000 más que la UCR local que iba pegada a esa boleta.

En cuanto a la elección de diputados provinciales, también Unión-PRO logró un amplio triunfo contra el Frente para la Victoria, logrando 9347 votos contra 7553 del kirchnerismo. Y aquí el Acuerdo Cívico y Social también superó a la lista K, ya que sumó 8480 sufragios.

Concurrieron a votar 34.917 ciudadanos tresarroyenses, lo que significó un 73,80 por ciento del padrón electoral habilitado para estas elecciones.

Comentá la nota