El triunfo será de todos, o no será!

El triunfo será de todos, o no será!
La militancia de Unidad y Lealtad Justicialista se ve en la necesidad de expresar que fue el primer espacio político que levantó hace mucho tiempo las banderas de la unidad de nuestro movimiento; el pasado 17 de octubre, haciendo honor a esa fecha, reafirmábamos este anhelo de miles de compañeros, en la inteligencia de que en Catamarca, el modelo del FCS, de pocos ricos y muchos pobres, esta definitivamente terminado.
Por eso, y por mucho mas, fuimos miles de voluntades acompañando al compañero Ramón Eduardo Saadi en su recorrido por todo el territorio provincial, proponiendo el debate, convocando a la participación y abriendo todos los espacios necesarios para que ningún compañero quede marginado del compromiso político que la hora exige. De esta manera homenajeamos a la militancia el 17 de noviembre pasado, y estuvimos con los que menos tienen en las fiestas de fin de año. Por supuesto, en todos los casos sin anteponer candidatura alguna, convencidos que convocábamos a un proyecto transformador, que reflejaba la unidad de todos, la pluralidad y la victoria.

Sin embargo algunas personas sin ningún merito político, apoltronados en sillones circunstanciales, se arrogaron el derecho a decidir como se constituía la Alianza del Peronismo y quienes eran sus representantes.

Así quedaron fuera de la unidad, importantes expresiones peronistas. Y hubo muestras de desprecio, impropias entre compañeros, hacia muchos de nosotros y hacia quienes fueron elegidos para ser candidatos por consenso en numerosos distritos.

A pesar de eso, jamás nos hemos corrido de la huella virtuosa que nos habíamos trazado, y no solamente protagonizamos las movilizaciones mas importantes del auténtico peronismo de cara a los próximos comicios, sino que toda vez que fuimos convocados a trabajar junto a otras líneas internas, también dijimos presentes, convencidos de que el éxito debe ser del Frente Justicialista.

La elección se acerca y el Peronismo vencerá, porque sabrá superar el egoísmo de los que se creen iluminados por la cortedad de miras de algún sello de goma vacío, de los que han confundido la responsabilidad que dicen tener con la conserjería de un fracaso quizás buscado.

Para ellos y de ellos, exclusivamente, será toda derrota!!!

En cambio, los triunfos del 8 de marzo, de octubre y del 2011, serán del Justicialismo, conformado por los miles de catamarqueños que tenemos autoridad moral y política para enfrentar la adversidad, para enderezar el rumbo y sostener con fe, decisión e ideales, la felicidad del pueblo por sobre los caprichos mezquinos de dos o tres.

Ya habrá tiempo, después del 8 de marzo, para poner las cosas en su lugar.

Unidad y Lealtad Justicialista

Comentá la nota