El triunfo "nos renueva el deber de continuar trabajando con fervor"

A las 22.19, el gigantesco cuadro de barras montado en el comité de Consenso Federal arrojó el escrutinio final y oficialista de una elección que, según esa versión, vio ganador la lista del meonismo con 9.359 votos.
Bastó que ese resultado apareciera reflejado en la pantalla para que funcionarios, colaboradores y empleados de la Municipalidad -junto con militantes identificados con la gestión de Mario Meoni- se sumergieran en un alocado festejo, propio de la euforia que se le imprime a las victorias no esperadas.

De rostro feliz, pero mesurado, el Intendente dejó una de las oficinas internas del local de Rivadavia y Alem y salió el encuentro de las casi doscientas personas que aclamaban su nombre.

Sus palabras a la prensa expresaron la misma prudencia que denotaba su cara. Se dijo "contento, porque a pesar de que fue una elección muy complicada para nosotros, teniendo en cuenta de que íbamos con un cuerpo solo, en contra de una pelea nacional muy fuerte a favor de Kirchner o contrario a Kirchner".

"Defendernos con una boleta sola, peleando cargo de concejales, a los que la gente por ahí no le dan el valor real que tienen, para nosotros es muy reconfortante. A pesar de que nuestro porcentaje no es alto, el de los otros es mucho más bajo, así que nos hemos impuesto con una amplitud notoria sobre el resto de los partidos políticas", analizó.

El gran tema que desvelaba a cada uno de los presentes en el salón del Confe, fueran candidatos o seguidores, era el piso de votos que debían conseguir las listas rivales para acceder a una banca en el Concejo Deliberante y hacían fuerza para que esas nóminas no llegaran a los 5.600 sufragios, lo cual (según sus cuentas) les otorgaba un lugar más en el cuerpo parlamentario.

Así, de boca en boca se fue haciendo general el convencimiento de que al final de la noche se habían obtenido cinco escaños en el Salón Rojo.

Meoni fue más cauto, pero acompañó esa creencia: "Es bastante delgada la cifra, entendemos que con los cálculos que estamos sacando nosotros estaríamos colocando cinco concejales, dos Ricardo Petraglia y dos (José María) Banfi".

El jefe municipal señaló que "para nosotros ya es una ganancia porque hace cuatro años perdimos la elección, por lo tanto este año era suficiente con el solo hecho de ganar. Es una ratificación importante, que nos renueva el compromiso de seguir trabajando con mucho fervor a partir de mañana".

Petraglia: "No nos colgamos

de las polleras de nadie"

El actual presidente del Concejo Deliberante y primer concejal electo por el Consenso Federal tras la elección de ayer, Pablo Petraglia, se mostró exultante por el balance de la votación y dijo que ésta se debe revalorizar porque "no nos colgamos de las polleras de nadie".

Petraglia destacó "la emoción del triunfo, la responsabilidad de todo un equipo de trabajo que estuvo atrás para consolidar esto que se está haciendo, demostrar que las mezquindades de la política se superan con el compromiso de la gente y el deber de ser nuevamente el ejecutor de las políticas legislativas impulsadas por Meoni, sino que fuimos con una boleta solitos en el fondo del cuarto oscuro y eso hay que revalorizarlo".

De cara a su nuevo período, marcó que hay "muchísimas cosas para mejorar y revalidar dentro del Concejo. Todo lo que nos faltó hacer".

"Es la típica elección legislativa, donde hay una diáspora. Siempre en las ejecutivas se polarizan entre dos o tres figuras, pero en este tipo de comicios el voto se dispersa de una manera bastante importante. Hemos salido indemnes, con un triunfo importante al tenor de toda la oferta que había", reflexionó.

Comentá la nota