"Un triunfo de Lole en las legislativas lo posicionaría para volver a la Casa Gris"

Después de la derrota del gobierno por las retenciones móviles cambió el escenario político, pero aún no aparece desde la oposición nadie que capitalice esta situación, que suma un cambio en el humor político de la ciudadanía. De estos temas hablaron con LaCapital los consultores políticos y encuestadores Carlos Fara y Carlos Germano.
De paso por Rosario para presentar el "Manual de marketing y comunicación política", de la Fundación Konrad Adenauer, Fara y Germano señalaron que si Carlos Reutemann se presentara y triunfara en las legislativas del año próximo, quedaría posicionado para volver a pelear la Gobernación en 2011 y dejaría en una complicada situación a la gestión de Hermes Binner.

—¿Cómo quedó el escenario político del gobierno tras el conflicto con el campo?

—(Germano) Políticamente fue un cambio importante, el alineamiento automático hacia el liderazgo de Néstor Kirchner trocó hacia cuestionamientos que quedaron en evidencia en el Congreso. Fue un antes y un después, hoy el gobierno necesita mayor consenso, y en eso fue un ejemplo Aerolíneas Argentinas y lo son ahora los cambios que se permitió introducir a la estatización de las AFJP. En estos temas se ve que hay un escenario político muy diferente después del "voto no positivo" del vicepresidente, que indudablemente afectó de manera directa al gobierno nacional.

   —¿Cómo fluctuó en estos últimos meses la imagen de la presidenta?

   —(Fara) Creo que ni mejoró ni empeoró; se encuentra estable. Pero hay que tener en cuenta que el desgaste que se produjo fue sumamente importante como para pensar que puede haber una recuperación rápida. Si la hay, va a llevar mucho tiempo, porque, como ocurre en cualquier relación humana, cuando hay un desengaño fuerte después es difícil reconstruirla. Lo que sí creo es que Argentina entró en un nuevo ciclo de opinión pública, donde las demandas son distintas y las recetas que en algún momento lograron que el proyecto de los Kirchner tuviera un alto grado de aceptación ahora cambiaron, por lo tanto no depende solamente de disponer de más recursos para la realización de obras.

   —¿Cómo prevén el escenario electoral del año próximo?

   —(Germano) Hoy vislumbro tres frentes: el justicialismo con la impronta del liderazgo de Kirchner; un peronismo anti K, donde veo las figuras de Felipe Solá —que fue uno de los beneficiados de la resolución 125—, Eduardo Duhalde, Mauricio Macri, Francisco De Narváez, con el sector de Cobos cerca; después veo el encuentro radical-socialista, que se está dando entre las cúpulas partidarias sin caer en personalismos, y ahí va a jugar un rol importante la Coalición Cívica, si es que Elisa Carrió se anima a bajar su egocentrismo para entrar en un acuerdo de partidos políticos. Si esto ocurre, se podría generar un escenario político fuerte.

   —Todo indica hasta ahora que Carlos Reutemann buscará repetir su banca en el Senado con el apoyo del kirchnerismo, ¿afectaría al gobernador Binner, quien no será candidato a nada, un triunfo de Reutemann por sobre las listas del socialismo?

   —(Fara) Sí, porque las elecciones legislativas son en el fondo grandes plebiscitos sobre los oficialismos, y así como obviamente afectaría cualquier proyección de los Kirchner hacia 2011, sin duda que un triunfo de Reutemann lo posicionaría a él personalmente para una eventual tercera Gobernación en 2011, pero también dejaría al socialismo con muchos interrogantes, ya que sería un duro golpe una derrota en la primera elección y cuando está siendo puesto a prueba como oficialista.

   —¿Hay poskirchnerismo después de Cristina?

   —(Fara) Si por poskirchnerismo suponemos algo que esté más allá de los Kirchner, sí; lo que resulta más difícil de predecir es si habrá más kirchnerismo después de 2011. Insisto con que el cambio del ciclo de opinión pública es muy fuerte y que admite pensar que en estos 25 años de democracia ningún proyecto político duró más de dos períodos seguidos.

   —(Germano) Coincido con Carlos que hay un cambio de humor social, y eso va más allá de cómo esté la economía. Recordaba que Menem pierde las legislativas de 2007 con un país en crecimiento y que ese año creció el 8%. Pero la gran crisis financiera internacional, que ya está siendo crisis económica, comienza a verse en las encuestas, donde comienza a preocupar la desocupación.

   —Pero ese genuino temor hasta ahora no fue capitalizado por nadie.

   —(Germano) Yo no sé si alguien lo capitaliza, sí sé que hay un perjudicado: el oficialismo de turno.

   —(Fara) Que hoy no se vea quien lo capitaliza no significa que alguien no lo vaya a capitalizar, y además me parece, coincidiendo con todo lo que dice Carlos, que si Néstor Kirchner es candidato a diputado nacional por provincia de Buenos Aires el escenario se va a polarizar, y eso va a llevar a mucha gente a encolumnarse en una opción opositora, independientemente que le guste, simplemente por el deseo del voto castigo.

Comentá la nota