"Lo más triste de la crisis es que mostró que el Este continúa siendo pobre"

Cuando en una conferencia en Estocolmo el Premio Nobel de Economía Paul Krugman dijo "Letonia es la nueva Argentina" tuve un shock. Lo que pasó con ustedes fue diferente pero hay similitudes también". El diagnóstico es de Morsen Hansen, un académico de la prestigiosa Escuela Economica de Estocolmo, sucursal Riga. Su especialidad son los Países Bálticos y es una fuente indispensable de consulta, aún para los técnicos del FMI que hicieron el salvajate de 7.500 millones de euros a Letonia.
¿Cuales son las similitudes?

Todos sus socios comerciales tuvieron sus monedas depreciadas, perdieron competitividad, las tasas de interés eran increíbles. Pero la diferencia es que nos íbamos a la bancarrota en diciembre y recibimos un regalo de Navidad del FMI, con el que se puedo evitar un default. Si eso no pasaba, el gobierno no hubiera podido pagar sus funcionarios públicos. Este paquete requiere enorme disciplina y exige que no se altere el valor de la moneda. El otro aspecto de este paquete es que quieren ver bajar los costos para ganar competitividad y que los salarios bajen. En Letonia es más fácil porque los sindicatos no son poderosos y ya se inició en el sector privado.

¿Letonia es parte de la crisis global o de una crisis del Este?

Podemos decir que es todo junto. Europa del Este se construyó con enormes desequilibrios. Si hay que acusar a alguien es a (Alan) Greenspan por permitir bajar los intereses de esa forma en 2001. Eso significó una inmensa liquidez y un inmenso boom de crédito en EE.UU., Gran Bretaña y en los países del Este. Se creó un boom inmobiliario y un boom de consumo. Eso provocó un crecimiento económico increíble y la mayor inflación en la UE. Eso no podía coincidir con la productividad y se fue a la inflación. Letonia tuvo el mayor desequilibrio y por eso tenemos el mayor crash: porque no es sustentable. Letonia tuvo que nacionalizar un banco, que costó mucho dinero, la economía se debilitó, la recaudación también y, como Argentina, no había cómo financiarse.

¿Esta crisis puede extenderse a otros paises de Europa del Este?

Sí. Yo espero que la ayuda europea se haga país por país. Polonia no lo necesita.

¿Habrá una una división entre la Vieja y la Nueva Europa?.

No todavía, pero puede llegar. Lo que va a provocar esto es que Europa occidental va a entrar en una declinación económica pero el Este entrará en una peor. Todas estas convergencias que hemos visto en estos años van a evaporarse. Letonia es pobre pero va a seguir siendo aún más pobre por un largo tiempo.

¿Esta crisis va a dejar en evidencia la economía real?

-Si. Eso es lo positivo. En 2006 y 2007, las calles de este país estaban llenas de BMI X5, Audi, todo lo que la gente quería. En una fiesta, un letón me dijo: "Somos los Tigres del Báltico. En 10 años seremos los más ricos de Europa". Asi pensaban. Esta crisis va a enseñar, especialmente a los políticos, que la convergencia exige reformas, educación, inversiones sólidas pero que no son fáciles de hacer. ¡La fiesta se acabo!

El premier húngaro dijo que no quiere ver una "nueva Cortina de Hierro económica" creciendo entre Europa del Este y la Vieja Europa.

Yo no creo que sea tan malo. Pienso que deben conseguir la plata y toda la que puedan. Lo más triste de esta crisis es que demostró que Europa del Este continúa siendo pobre. Soy muy crítico de la educación aquí. Entrar a la Academia de Ciencias es como entrar a un Museo de Dinosaurios. Se podría decir que esto sigue siendo la URSS en muchas actitudes. Se necesita al menos otra generación para tomar distancia.

¿La devaluación es la solución?

Ni siquiera se puede decir eso en este país. La prioridad de la política aquí es mantener la moneda y adherir al euro después de cumplir con el paquete. Pero cumplir con este paquete será como subir al monte Everest descalzo.

¿Será posible?

Uno puede ir preso en este país por decir algo asi. Es una ofensa criminal hablar de devaluación y no quiero entrar en problemas.

Comentá la nota