"Es triste que se castigue a la producción"

El productor agropecuario Francisco Trecca cuestionó el distanciamiento del Gobierno nacional con el sector ruralista. "El veto de la Presidenta es un nuevo castigo al productor agropecuario en su peor momento. Aparte de las grandes retenciones que se aplican a los cereales, el problema se agudiza con la sequía. Al mayor ente recaudador de la Argentina, que es el grano, cereal y la producción básica, el Gobierno nacional lo castiga como si la meta fuera que no siga produciendo", reflexionó Trecca.
También se refirió al cortocircuito con la Mesa de Enlace del campo. "No sabemos qué camino tomar porque las vías de comunicación con el Gobierno nacional están prácticamente cortadas. Lo dijeron las entidades agropecuarias, que al haber sacado del Gobierno al ministro de Asuntos Agrarios (de Buenos Aires Emilio Monzó) se aniquiló el único nexo que quedaba para dialogar", dijo a El Ancasti.

"Acá (en Los Altos), en un pueblo como el nuestro, todos estamos afectados por el parate del campo. Y hasta en el sur del país, donde están las grandes fábricas de implementos agrícolas -un lujo de la Argentina- están al borde de la quiebra, lo que significará cientos de obreros sin trabajo", destacó Trecca. Además, señaló que existe un marcado endeudamiento de los trabajadores ruralistas que decidieron mejorar su producción. "Los productores agropecuarios de la zona -pequeños, medianos y grandes- presentan diversos compromisos de endeudamiento en mayor o menor medida al haber incorporado algo de tecnología para sus cosechas", acotó.

Y disparó contra Cristina de Kirchner. "Cuando tenemos una Presidenta que nos niega cualquier tipo de beneficio a través de una ley u otro tipo de ayuda, es triste que en un país productor se castigue a la producción", concluyó.

Comentá la nota