Triple voluntad.

DAKAR: Cid de la Paz sufrió triple factura. Y si era por él, seguía...
"Triple fractura de clavícula", informó Fernando Cid de la Paz, con el brazo izquierdo en cabestrillo, mientras con su mano derecha marcaba un número en el celular. Acababa de salir de la carpa médica, en el bivouac de Neuquén, donde le habían diagnosticado, tratamiento y recomendación: hacerse operar. El platense, el mejor argentino hasta ayer, estaba 16º en la etapa cuando la Beta lo tiró en un derrape. A pesar de la lesión, quiso levantar la moto para traerla, "pero desde la organización no me dejaron y me trasladaron a la carpa médica. Creo que no volveré a ver la moto nunca más: quedó tirada en la parte de afuera de una curva y si no la agarra ningún auto, la atropellará un camión", se lamentó. El, su hermano y el equipo se habían encargado de alistarla para su primer Dakar.

"Fue una caída tonta, a 70 kilómetros de la llegada, pero en esta carrera no podés distraerte. Venía bien, quería estar entre los 15 primeros y cuando llegáramos a la arena, sabía que podía conseguirlo. Es difícil correr juntos, cuando querés pasar a alguien te tiran muchas piedras", comentó. Una vieja fractura mal soldada, sumada a la actual lesión, mandarán a Cid al quirófano.

El uruguayo Laurent Lazard se cayó en el kilómetro 50, se lesionó la rodilla izquierda pero ni piensa en abandonar. "Se me cayeron algunas lágrimas, sentía el crack de la rodilla", concluyó.

Comentá la nota