La 'triple alianza' del PJ disidente limó asperezas y seguirán juntos

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y los diputados nacionales del PJ disidente Francisco de Narváez y Felipe Solá, mantuvieron un encuentro esta tarde tras el que negaron una ruptura en el espacio y decidieron continuar trabajando en el complejo armado de las listas.

Según se supo, en el cónclave Macri, De Narváez y Solá confirmaron que continuarán trabajando, aunque cerca de los dirigentes admiten que "el armado es una cuestión muy complicada porque hay que arreglar 8 secciones electorales y 126 municipios entre tres".

El encuentro, en un clima "muy cordial", se realizó en las oficinas que De Narváez tiene en "Las Cañitas", barrio porteño de Belgrano.

Comentá la nota