Trigo: dirigentes del agro marcharon a Agricultura y hoy los recibe el ministro

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recibirá hoy a la mesa de enlace de entidades agropecuarias. Los dirigentes llevarán el reclamo de los productores trigueros que no encuentran compradores para su cosecha. El encuentro será clave para determinar si vuelven o no las protestas del sector.
Ese fue el resultado de una marcha que se organizó de improviso, luego de una asamblea de unos 500 productores que se llevó a cabo en el teatro Broadway.

A esa asamblea estuvo invitado Domínguez, quien había declinado concurrir por considerar que un teatro de revistas no es un lugar "apropiado" para encontrarse con los productores.

Dos cuestiones quedaron como eje central de los deseos de la mayoría de los delegados que hablaron en la asamblea.

Por un lado, algunos pretenden que se cree un organismo estatal con administración compartida para que intervenga en el comercio de trigo, y por otro lado, reclaman una inmediata reapertura de las exportaciones.

Además de Eduardo Buzzi, de Federación Agraria; Carlos Garetto, Coninagro, Hugo Biolcatti, Sociedad Rural; y Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas, estuvieron diputados de origen agrario, como "Chito" Forte, entre otros.

En el ámbito de la asamblea y de la propia mesa de enlace, se decidió poner un plazo de 10 días para que el gobierno normalice el mercado de trigo, asegurando un precio s los productores. Caso contrario, volverán a la protesta.

Los productores piden la apertura del mercado de exportación. Actualmente, al no habilitarse más cupos para el mercado externo, las grandes cerealeras se retiraron de la demanda. Los molinos, principales favorecidos por el ceirre de las exportaciones ya están abastecidos y tampoco compran. De tal modo que, en plena cosecha, los productores no tienen a quién vender. No existen compradores, ni precio para el producto.

La asamblea acordó un documento, donde además de reclamar de manera inmediata la devolución de las retenciones para los productores pequeños y medianos, que la Oncca pague las compensaciones adeudadas a los productores en tiempo y forma, y la devolución de las retenciones de IVA y Ganancias de Afip.

También piden "crear las condiciones que se comercialicen 4 millones de toneladas que no está comprando la industria y la exportación", aunque los productores reclamaron de forma directa, que el gobierno compre el trigo.

Por otro lado, piden que Domínguez deje de crear mesas trigueras a nivel provincial, y que el problema se trate a nivel nacional.

Se incluye además la eliminación del Código de Trazabilidad Granaria creado por Ricardo Echegaray cuando estaba al frente de la Oncca, eliminación de ROE y poder pagar deudas fiscales y con bancos públicos con granos.

Para el mediano plazo, reclaman reducir progresivamente las retenciones hasta su eliminación, y que se otorguen compensaciones a los molinos sólo por 2,5 millones de toneladas, que es la cantidad necesaria para cubrir el consumo de pan interno.

Al concluir la asamblea, los productores salieron por Corrientes, siguieron por Diagonal Norte y llegaron hasta la sede de la Afip donde dejaron una bolsa de trigo, a modo de pago de simbólico de impuestos.

Luego fueron hasta Agricultura, donde la asamblea de estableció en las escalinatas mientras la Mesa de Enlace fue recibida por funcionarios de Domínguez, quien por ese momento estaba reunido con la presidenta Cristina Fernández.

Según indicaron fuentes ruralistas, se espera que hoy el ministro Domínguez les pueda ofrecer la liberación de exportaciones de trigo, como una forma de frenar las protestas.

Comentá la nota