El tribuno juecista pudo jurar, aunque hubo abstenciones

Tras una serie de idas y vueltas y de conversaciones entre legisladores oficialistas y opositores, ayer pudo jurar el tribuno de Cuentas por el juecismo, José Alberto Medina.
En consecuencia, el principal organismo de control de la provincia cuenta, ahora oficialmente, con un representante de la oposición que reemplazó a Ernesto Martínez porque éste fue elegido diputado nacional.

El ex socio del estudio jurídico de Luis Juez, quien ocupó importantes cargos en la Municipalidad de Córdoba durante la gestión del jefe del Frente Cívico, no pudo prestar el juramento de ley la semana pasada porque legisladores de Unión por Córdoba se lo impidieron. El argumento fue que Medina tenía una denuncia penal abierta desde 2002.

Efectivamente, en octubre de ese año, Medina había sido denunciado por el entonces secretario de Justicia, el delasotista Héctor David, por el supuesto robo de expedientes de la desaparecida Oficina de Control Anticorrupción que tuvo a Juez como principal ocupante.

Sin embargo, ayer, parte del oficialismo cambió de opinión porque confirmaron que la causa en la que estaba involucrado Medina no había registrado ningún tipo de avance en los últimos siete años. "Rige el principio de inocencia y como ni siquiera está imputado no se le puede impedir que preste juramento", explicó el legislador oficialista Juan Brügge. Pero no todos estuvieron de acuerdo. Domingo Carbonetti dijo que se abstenía de votar "por convicciones y principios". Y la misma determinación tomaron Silvia Rivero (Concertación plural) y Raúl Albarracín (Recrear).

Tras jurar, Medina no formuló declaraciones.

Comentá la nota