El Tribunal Superior de Justicia comenzará a funcionar en Salas

Es por la renuncia del vocal Felipe Cía, que obligó a modificar la reglamentación. La nueva estructura entrará en vigencia en febrero.
El máximo tribunal se dividirá en tres Salas -Penal, Administrativa y Civil- integradas por dos vocales cada una.

Neuquén > La renuncia del vocal Eduardo Felipe Cía, quien se acogerá a los beneficios de la jubilación a partir del viernes, obligó a los restantes miembros del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a modificar la reglamentación de la División en Salas del organismo, la que entrará en vigencia en febrero próximo.

El TSJ se dividirá en tres Salas -Penal, Administrativa y Civil- integradas por dos vocales cada una. En un principio se excluyó al presidente del cuerpo pero debido a que habrá un vocal menos hasta que el gobernador Jorge Sapag impulse un reemplazante, que supere el período de observaciones e impugnaciones públicas y que la Legislatura lo designe como el quinto vocal, se modificó el reglamento para posibilitar su integración.

A partir de febrero el TSJ comenzará a funcionar en Salas salvo en los casos que deba sesionar el Cuerpo en Pleno. La Sala Civil será integrada por Ricardo Kohon y Oscar Massei; la Penal por Guillermo Labate (presidente del TSJ) y Graciela Martínez de Corvalán; y la Procesal Administrativa con Kohon y Massei.

Para posibilitar que Labate integre la penal, en el Acuerdo Nº 4473 punto XXX, el TSJ resolvió modificar el artículo quinto para que en caso de vacancias y hasta que se cubra, las salas podrán ser integradas por el presidente del Tribunal y que, en caso de existir disidencias, se completará con otro vocal más.

Además, se estableció que por ausencia o impedimento, si un vocal no puede integrar la sala de excepcional, recaerá el cargo sobre el vocal que integre una sola o sobre el Fiscal del Tribunal, Alberto Tribug.

El reglamento sostiene que para resolver las causas que competen a cada Sala -recursos de casación, cuestiones de competencia entre jueces, etc. - se requiere el voto coincidente de los dos integrantes de la Sala. En caso que no suceda, se logrará la mayoría con el voto del presidente del TSJ o su subrogante legal.

En los supuestos en que, conforme la Constitución Provincial y la Ley Orgánica del Poder Judicial, el Tribunal deba actuar en Pleno y deba dictar sentencia o resolución pero una de las Salas entendiera que en cuanto un punto de debate puede producirse resolución contraria a los ya adoptados en causas anteriores, se pondrá en conocimiento al presidente del TSJ y se decidirá por mayoría de los votos.

Comentá la nota