Tribunal de Cuentas: Ibazeta, condenado por el caso Crefi

En su gestión se robaron $250 mil en papeles del municipio y dicen que él no tomó los recaudos.
El ex intendente José Adolfo Ibazeta deberá reparar de su bolsillo un daño de 189 mil pesos que sufrió la Municipalidad de Calingasta. Esto, según fuentes calificadas, porque al menos tres de los cinco miembros del Tribunal de Cuentas votaron por condenarlo en el juicio por los 250 mil pesos que le robaron al municipio en el año 2001 -la Policía encontró una parte-, cuando él transitaba su primer mandato. El fallo todavía no sale, pero en el organismo de control la mayoría consideró que no fue responsable a la hora de manejar y cuidar esa suma de dinero. El ahora concejal podrá recurrir a la Corte de Justicia, el mismo órgano que debe resolver si este tipo de juicios es constitucional.

El fallo del organismo está hoy en la última etapa de elaboración, pero ya se sabe que hay por lo menos tres miembros que resolvieron declararlo responsable del perjuicio fiscal que sufrió el municipio calingastino. En el mejor de los casos para el ex intendente, que ocupó el cargo en los periodos 1999-2003 y 2003-2007, los otros dos votos podrían ser por absolverlo, pero no alcanzarían a torcer la voluntad de la mayoría.

El caso de Ibazeta es uno de los más antiguos y de mayor trascendencia que hay a resolver en el Tribunal de Cuentas. Arrancó en el 2001, cuando desaparecieron 250 mil pesos en Crefi que había retirado el por entonces intendente del municipio para canjearlos en el centro por dinero fresco. El problema fue que en lugar de dejarlos en un lugar seguro, se los dio a una empleada municipal que los llevó a su casa en el Barrio Kennedy y se los robaron. Luego la policía recuperó apenas una parte.

Según las fuentes, en el Tribunal de Cuentas consideran que Ibazeta no actuó con cuidado y que debe saldar con su patrimonio el perjuicio que le ocasionó a las arcas municipales el robo de los Crefi. Por eso, le imponen pagar 189 mil pesos.

Así, Ibazeta se convierte en el cuarto ex intendente castigado a pagar de su propio bolsillo por el Tribunal de Cuentas desde que su conducción fue renovada por completo, en 2004. Los tres anteriores decidieron utilizar las distintas vías procesales para intentar revocar la sentencia y hasta el momento, no han pagado por el daño económico que le generaron al fisco, según determinó el organismo de control (Ver aparte).

El calingastino tiene la opción de presentar un recurso de reconsideración en el organismo y si se lo rechazan, podrá ir a la Corte de Justicia. Presentación que llegaría justo cuando el máximo tribunal está por resolver si los juicios de responsabilidad, como el de Ibazeta, son constitucionales.

Los cuestionamientos hacia el procedimiento para enjuiciar a funcionarios son impulsados por Fiscalía de Estado. Considera que son inconstitucionales. Si le hacen lugar, todos los fallos por juicios de responsabilidad que no están firmes quedarán en la nada, incluido el del ex jefe comunal.

Comentá la nota