Tressens: El del este año será un presupuesto más austero.

El ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, contador Sergio Tressens, fijó en las últimas horas las pautas generales del proyecto de ley de Presupuesto 2009, e instruyó a los técnicos del área a formular un cálculo austero teniendo en cuenta la situación de crisis que atraviesa el país. En tanto, pidió a sus pares de las distintas reparticiones del Estado que elaboren sus previsiones teniendo en cuenta la calidad del gasto y su impacto social.
"El de este año va a ser un Presupuesto austero, pues tenemos que seguir la línea que en ese sentido nos ha trazado el gobernador Arturo Colombi, por lo que cada uno de los ministerios tendrá que priorizar la calidad del gasto y su impacto, para que cada peso que se destine llegue entero a la gente", resaltó el ministro.

Aseguró asimismo que la base del cálculo que el próximo mes se enviará a la Legislatura será la del Presupuesto ejecutado en 2008, por lo que será una previsión similar o con una tasa de crecimiento ínfima teniendo en cuenta las proyecciones de los últimos años.

Se estima así que el proyecto, de perfil temperado, no superaría los 3.400 millones de pesos, según anticipó días pasados la subsecretaria de Hacienda, Griselda Romero Delfino. Este monto significaría un aumento de entre el 14 y el 16 por ciento respecto del Presupuesto 2008 que fue de 3.024 millones.

No obstante, el ministro Tressens aseguró que el Estado garantizará desde el inicio lo anunciado oportunamente por la gestión, es decir, "la continuidad laboral de todos los agentes contratados, el pago en tiempo y forma de los salarios y el no aumento de la presión impositiva para favorecer así a los distintos estamentos productivos y comerciales de la Provincia".

"Se trata de un esfuerzo enorme del Gobierno que cerró el ejercicio anterior sin los 232 millones del Programa de Asistencia Financiera, que significó, en términos objetivos, la pérdida de un mes de presupuesto para todas las áreas del Poder Ejecutivo".

Para el contador, la negativa de los legisladores de la oposición a tratar el PAF fue una equivocación que perjudicó a los correntinos en general más que al Gobierno, pues la traba y la pérdida de los millones de la refinanciación significó una merma del 8 por ciento en relación al presupuesto general y la quita de un mes de dinero a todas y cada una de las áreas que conforman el Gobierno. "Se trata de dinero que no llegó para sostener el flujo de obras ni para hacer frente a las erogaciones que ahora engrosaron la deuda flotante de la Provincia", graficó Tressens.

"Se equivocaron de estrategia, pero no obstante, por el trabajo hecho a lo largo de la gestión vamos a poder sobreponernos, con austeridad, pero cumpliendo con los trabajadores a los que no le faltará su trabajo ni sus salarios, que se abonarán en pesos y en los términos en los que están acostumbrados", añadió finalmente el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas.

Comentá la nota