Son tres las ex whiskerías que funcionan como "pubs"

Además de Le Coq Doré, otras dos whiskerías funcionan en Santa Rosa como pubs y una cuarta está tramitando el permiso, para cuando venza la actual habilitación. Desde la Municipalidad santarroseña afirman que no pueden negar el otorgamiento de los permisos, aunque realizan un seguimiento de la actividad.
El subdirector de Sanidad y Control de Habilitaciones, Juan Rivas, explicó que "nosotros procedimos a la clausura luego que nos informara la gente de Gendarmería el resultado del procedimiento. Nosotros pusimos lo que ellos detectaron, comercio sexual, posible caso de trata de personas y una menor de edad".

Además de Le Coq Doré, hay otras whiskerías que gestionaron su aprobación como pubs. Se trata de Jarana (está ubicado a pocos metros de aquél y después del operativo de Gendarmería se advirtió intensa actividad en el lugar) y de "El Rancho, ubicado en la avenida Circunvalación. Y en el caso de Privado VIP, que regentea Alicia Videla, la habilitación como whiskería tiene vigencia hasta los últimos días de noviembre.

"Y está gestionando una habilitación como pub", dijo Rivas.

Por ahora no hay ningún impedimento para otorgar esas habilitaciones. "No podemos negar esos permisos", afirmó el funcionario municipal.

Detalló que no tienen herramientas para posturas más terminantes. "Nosotros no tenemos la logística que se despliega en un caso así. Cuando nosotros vamos a un lugar, ni siquiera tenemos poder para identificar a las personas. Eso lo puede hacer la Policía o una fuerza de seguridad", dijo.

El funcionario dijo que "hay lugares donde sabemos que se ejerce la prostitución, pero nosotros no estamos persiguiendo a la trabajadora sexual. La ley está para perseguir las situaciones de trata de personas y explotación".

Rivas, consultado sobre si todos los inspectores están consustanciados con la postura que sostiene la gestión municipal, dijo que no. "Tuvimos capacitaciones, que ha realizado la Subdirección de Mónica Molina. Nosotros tenemos charlas de una hora o una hora y media antes de salir. Hablamos mucho y explicamos cómo se tiene que proceder. No todos entienden que lo mejor es que se terminen esos lugares o que las mujeres van a estar mejor fuera de ese ámbito", confió.

Dijo que "a nosotros nos interesa convencer. Pero no queremos imponer sino que comprendan y compartan esta postura. Es la mejor forma de trabajar".

Comentá la nota