En tres semanas la carne subió cuatro veces y se esperan nuevos aumentos

En tres semanas la carne subió cuatro veces y se esperan nuevos aumentos
Los incrementos van del 15% al 20% por la incertidumbre y la especulación. Arrastran al pollo y embutidos.
En tres semanas, ya hubo cuatro aumentos en el precio de la carne. El lunes anterior (16 de marzo) al paro del campo, la media res llegó a las carnicerías con una suba de entre $ 0,25 y $ 0,50 el kilo de "animal en gancho", que se trasladó directamente al consumidor entre $ 0,50 y $ 1,50 por kilo en todos los cortes de carnes vacunas y de novillo.

Esto da como resultado que en lo que va de marzo, por ejemplo, la carne de novillo acumule un suba promedio de $ 2,50 por kilo en sus diferentes cortes.

De acuerdo con los cálculos de las carnicerías locales, el kilo de carne de media res, sólo en las últimas dos semanas, habría aumentado entre $ 1,30 y $ 1,80, alcanzando así, cada media res (de 110 -130 kilogramos) un precio promedio de entre $ 800 y $ 900.

La especulación absoluta y la incertidumbre sobre el escenario futuro, fogoneada por la vuelta del campo al paro, han motorizado los incrementos, además de los aumentos en los combustibles y en los costos salariales y una caída en el valor de los subproductos de la carne.

Esto es, en la grasa y en el cuero, con pérdidas que van del 60% al 90%, respectivamente, impidiendo, como antes, un recupero de ganancias que ahora ya no se pueden hacer.

Sin embargo, según aseguran los carniceros de barrios de Godoy Cruz, Capital, Maipú y Las Heras consultados por Los Andes, los precios seguirán en escalada como una reacción al paro del campo. Los minoristas de la carne subrayan que el sector viene sufriendo incrementos desde el paro del campo del año pasado.

Las subas fueron de entre $ 0,20 y $ 0,30 en los últimos días repartidos en dos o tres veces cada semana. Por esto los carniceros de barrios venían "soportando el precio sin trasladarlo a las góndolas", explica José De Carolis, presidente de la Cámara de Industriales y Matarifes de Mendoza.

Sin embargo el precio del kilo de carne a la venta está supeditado a las zonas barriales y al tipo de almacén que expende. Las grandes superficies, según constató este diario, tienen, en promedio, un precio mayor de entre $ 2 y $ 4 por kilo de carne.

Estos valores no han aumentado antes del paro del campo. La razón es que estas tiendas para asegurarse el suministro se proveen de carnes que vienen en cajas al vacío (sin hueso) y que cuesta alrededor de $ 9 el kilo. Es un valor mayor a lo que cuesta la media res que venden las carnicerías.

Desde el comercio Raholín, de Gustavo Rojas, ubicado en el corazón de Las Heras, señalan que en promedio la suba es de 15% y 20%, pero también están en alza el precio de los embutidos y el pollo.

En el autoservicio Juan José de Capital, Ana María aseguró que su proveedor de novillos ya le anunció que en la próxima venta habrá un incremento de $ 0,50 por kilo de media res, por lo que pasará de pagar $ 9,20 a $ 9,70 el kilo. Ese valor luego deberá trasladarse al consumidor.

Tomás, de la carnicería del Barrio Batalla del Pilar, Top Shop, sostuvo que todos los cortes han aumentado en general $ 1 por kilo y que en la última semana la suba promedio fue de un 8%.

"Los comerciantes tienen el mismo miedo que en el paro del campo de 2008", dijo Leonardo Tornello, un comprador mayorista socio de un grupo de carnicerías en Maipú y Las Heras, quien adquiere animales en Monte Comán, San Rafael, a un precio que ronda entre $ 7,50 y $ 8,40 el kilo.

En aquel momento el conflicto agropecuario duró 129 días y generó un desabastecimiento general de alimentos por los cortes de rutas. Ahora los dueños de las carnicerías locales temen que se repita la falta de carne vacuna, pero también por la escasez de animales para faenar.

En este sentido, José De Carolis aseveró que "este fin de semana se va a notar" la falta de carne en los exhibidores de algunas carnicerías. "La cuota semanal viene en caída y hoy los proveedores eligen a quién venderle la carne vacuna", dijo.

Comentá la nota