Tres proyectos que tardan en cristalizarse

La actual situación económica puso en alerta al Gobierno, teniendo en cuenta el impulso que la gestión dio a la obra pública. Para evitar una parálisis, el gobernador, José Alperovich, anunció durante la semana que pasó que se priorizarán los proyectos que estén próximos a concluirse. Según sostienen en el PE, tres obras de envergadura tampoco serán detenidas.
LOMAS DE TAFI

Buscan que las casas se otorguen en 2010

El plan habitacional fue lanzado en 2005.

El apuro con el que se lanzó contrasta con el lento avance de su construcción. La edificación de 3.000 casas en Lomas de Tafí es, quizá, el proyecto que más tironeo político causó en los seis años de gestión alperovichista.

El anuncio de que Tucumán contaría con un cupo de casas extra, dentro del Programa Federal de Construcción de Viviendas (que originalmente estaban destinadas para San Luis), fue hecho el 10 de mayo de 2005. Un día antes, el gobernador, José Alperovich, había solicitado mediante nota a la Nación la ampliación del cupo. Tras la autorización oficial, el mandatario advirtió que las obras de construcción (por $ 270 millones) debían iniciarse antes de julio. La Provincia evitó el llamado a licitación pública para adjudicar las obras y concretó un concurso de precios. Desde ese momento, la polémica envolvió al proyecto. El actual legislador Esteban Jerez pidió a la Justicia Federal que investigue si el PE se había apartado de los preceptos del plan federal para la obra.

Los trabajos comenzaron en 2006. Hasta el momento, sólo 600 casas fueron entregadas a sus adjudicatarios, en diciembre de 2008. Del paquete de 3.000 unidades, el grado de avance es dispar, según la empresa y el trabajo encomendado. Por ejemplo, la infraestructura primaria (red vial, de gas natural, de agua potable, de energía eléctrica, entre otros ítems) está construida en un 85%. Las viviendas, en tanto, cuentan con un 72% de terminación, según datos oficiales de agosto. La intención del Ejecutivo es entregar un segundo paquete de 600 casas antes de marzo de 2010. ¿Por qué se dilató? La explicación oficial, primero, fue la denuncia judicial contra el emprendimiento. Y, superado ese planteo, los problemas económicos del país (por el conflicto con el campo, en 2008, y por la crisis mundial en 2009), que atentaron contra el goteo de fondos de la Nación.

RUTA 38

Se finalizó sólo uno de los cinco tramos

La inversión total ronda los $ 653 millones.

El 7 de agosto de 2007, en un discurso que pronunció al lado de Néstor Kirchner, por entonces presidente, el gobernador, José Alperovich, contó que, al asumir, le pidió expresamente a Kirchner que no anunciara la construcción de la nueva ruta 38, porque se trataba de un pedido varias veces incumplido por otros ex presidentes.

Ese día se inauguró el tramo Famaillá-Monteros, de 21 kilómetros de extensión, de la nueva calzada, el primero de los cinco sectores en que Vialidad Nacional subdividió la trascendental obra y que costó $ 86,2 millones. Según un informe oficial de la Secretaría de Obras Públicas, el estado de avance del futuro trazado es relativo, ya que desde 2007 se iniciaron los trabajos en sólo dos sectores más.

La ampliación de la autopista de acceso a San Miguel de Tucumán, desde García Fernández hasta Famaillá, es el tramo que más avances muestra, ya que ronda el 70% de terminación. La inversión es de $ 116 millones para una calzada de 13 kilómetros de extensión.

También, aunque con mayor retraso, se ejecuta la construcción de la vía de circulación entre Concepción y Monteros, cuyo grado de concreción es del 48%. Este tramo tiene una longitud de 14 kilómetros y una inversión de $ 206 millones. En tanto, hace 40 días se licitó la nueva ruta entre el río Marapa (Juan Bautista Alberdi) y el acceso a la ciudad de Aguilares, cuya longitud será de 20 kilómetros y la inversión estimada de $ 125,6 millones. Finalmente, Vialidad Nacional aún no licitó el sector Aguilares-Concepción, tramo de siete kilómetros y que tendrá un costo de $ 120 millones.

En total, la inversión estimada por Vialidad Nacional para toda la nueva traza de la ruta 38, por 75 kilómetros de largo, será de $ 653 millones, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y devueltos por el Gobierno Nacional.

HOSPITAL DEL ESTE

Anunciado en 2002, iniciado en 2009

España donó unos 17 millones de euros.

El Hospital del Este, según el Gobierno, se inaugurará antes de que finalice 2010. En este caso, no hay temor de que la crisis económica afecte su concreción porque los fondos fueron pautados originariamente por España.

En efecto, la construcción del edificio en Cruz Alta fue anunciada tras la crisis de 2001, cuando Tucumán fue noticia a nivel mundial por los casos de desnutrición infantil. Fue durante los últimos meses de la gestión de Julio Miranda cuando se hizo pública la donación del Gobierno español de casi 17 millones de euros.

Sin embargo, las obras de construcción pudieron iniciarse este año, luego de que se acordara que España remitiría la plata a la Nación y esta, a su vez, la enviaría a Tucumán. Incluso, en 2007 la primera licitación fue anulada porque el precio de las ofertas duplicaba al pedido oficial, y fue necesario hacer un nuevo llamado. Luego, el Gobierno adujo que la plata ofrecida por España no alcanzaría para cubrir el proyecto, debido a la inflación. Finalmente, la Provincia deberá desembolsar unos $ 12 millones.

Los fondos son girados mensualmente desde Europa, y la Dirección de Arquitectura y Urbanismo es la que fiscaliza la marcha de los trabajos. Hace un par de semanas, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, acompañó al gobernador, José Alperovich, durante una recorrida por los cimientos del futuro hospital. Según la información oficial, el promedio de avance de la obra es de un 20%, aunque la estructura de hormigón ya fue levantada en su totalidad. Trabaja una UTE (Unión Transitoria de Empresas), compuesta por dos empresas españolas y dos argentinas, que prevé finalizar los trabajos en el segundo semestre de 2010. Está previsto que posea 150 camas y que cuente con todos los servicios necesarios, con equipamiento de última generación, para atender a una población de 300.000 personas.

Comentá la nota