En tres meses se inscribieron 14.834 familias en la provincia

Más de 1.200 familias se inscribieron en promedio, por semana, en el Registro Único de la Vivienda y el Hábitat (RUPROVI), que abrió en la Provincia el 18 de mayo pasado. El dato resulta de la totalidad de inscriptos que asciende a los 14.834. Poco más de la mitad correspondiente a la capital.
Así se desprende de un informe proporcionado por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPVU). Con 7.375 inscripciones, Neuquén se coloca a la cabeza; en tanto que la diferencia se desglosa en el interior de la Provincia, siendo Zapala la ciudad con mayor cantidad de inscriptos (1.531).

Después le siguen Chos Malal (898); Junín de Los Andes (731); Cutral Co (675); San Martín (645); Plottier (557), Villa La Angostura (498) y Centenario (367). Lejos se colocan otras localidades como Plaza Huincul, con 290 inscriptos, y Picún Leufú, con 147.

Otras, en cambio, no registran más de 10. Es el caso de Añelo, Caviahue-Copahue, Santo Tomas y Barrancas, por ejemplo. Y algunas como Loncopué no tienen inscriptos, situación que llama la atención tanto como la baja demanda que reflejan localidades en franco crecimiento como Rincón de Los Sauces, con tan sólo 111 familias anotadas y Senillosa con 21.

"Ahora tendremos que ver que pasó y ponernos a trabajar caso por caso. Puede que falte información o que algunos municipios o comisiones de fomento no hayan comenzado a inscribir a las personas. Lo de Senillosa y Rincón no puede ser y en Loncopué se atraviesa una crisis institucional", advirtió el vicepresidente del organismo provincial, Marcelo Sampablo.

La consulta pertinente se realizará en los próximos días. Mientras, la planilla de datos que relevó el IPVU exhibe en cero a no menos de 19 localidades, la mayoría de ellas con comisiones de fomento. De cualquier manera, Sampablo ponderó el número de inscripciones realizadas hasta el momento.

"La inscripción no se cerró. Lo que terminó es un cronograma de atención por número de documento. El registro es permanente. Y la gente sigue concurriendo al IPVU las delegaciones del interior y las municipalidades", aseguró.

Tipo de demanda

Casa nueva, loteo social, terminación/refacción y ampliación y vivienda sobre terreno propio, son las soluciones habitacionales que ofrece el registro de demanda. De ellas, la primera opción concentra la mayor demanda. De 14.834 familias neuquinas, 12.154 necesitan techo más predio.

Después se vuelcan por la vivienda sobre terreno propio, aunque en un número bastante inferior (1.489), mientras 349 grupos familiares se anotaron por un lote social; número que está por debajo de la terminación y la ampliación, lo que también sorprende a Sampablo, quien esperaba una cifra superior.

Recordó que de acuerdo a la ley sancionada en diciembre de 2008 estas son las familias que están en condiciones de acceder a una solución habitacional. "Para la norma no existe una persona demandante si no está inscripta en este registro", agregó.

La responsable del RUPROVI, Cecilia Marin, reiteró que para inscribirse basta con llevar DNI con cambio de domicilio actualizado del grupo familiar; ser mayor de 21 años o en su defecto estar emancipados o casados.

¿Los ocupantes pueden ser beneficiarios?

Una ley sancionada en el 2008 impide acceder al Registro a quienes hayan incurrido en alguna toma con posterioridad a la norma.

Neuquén > "A partir de la ley no podemos inscribir a una persona que genera una toma", afirmó el vicepresidente del IPVU, Marcelo Sampablo. Aclaró que esto es válido para quienes incurrieron en esta acción después de sancionada la norma.

"Los ocupantes de un asentamiento irregular anterior a la misma pueden inscribirse y recibir una solución habitacional. De hecho, ya hubo personas que se inscribieron por una ampliación o una terminación de su vivienda", comentó.

Esto se condice con la intención de realizar un proceso paralelo de regularización. El funcionario provincial anticipó que realizarán una intervención en dos lugares a tal efecto. "En una toma ya estamos por terminar de hacer la mensura, y en la otra pretendemos hacer la reubicación", precisó.

La idea, según dijo, es incluir en las partidas presupuestarias del próximo año, soluciones habitacionales para algunos inscriptos del registro, aquellos emergentes sociales más vulnerables. "Programas que tengan en cuenta la ampliación, terminación, refacción y loteos sociales", añadió.

Sin ir más lejos, informó que en breve se licitarán 89 lotes sociales (con servicios) para los inscriptos del Registro Único de la Vivienda y el Hábitat (RUPROVI). "Los beneficiarios serán estos y nos otros", subrayó el referente del IPVU.

La regularización es un proceso que llevará tiempo. En Neuquén el fenómeno cristalizó en 100 tomas. Muchas pasaron a ser barrios. Y en la actualidad existen todavía 50. Así lo informó Sampablo, quien expresó la voluntad de poner "el carro delante del caballo". "Es difícil pero vamos a intentarlo", concluyó.

Comentá la nota