Tres meses después de la usurpación ejecutarán hoy el desalojo en El Martillo

Decenas de familias son las que tomaron las casas en enero pasado * Pero con el correr de los días se sumaron otras y también aparecieron militantes que entran y salen del barrio *
Tres meses después de la usurpación, finalmente se anunció que hoy, a las 10, se producirá el desalojo de las alrededor de 50 familias que desde el 15 de enero mantienen tomadas viviendas sin terminar del Plan Dignidad, ubicadas en el barrio El Martillo y que estaban destinadas a habitantes de la Villa de Paso.

El hecho resulta inédito tanto por sus antecedentes, características y el despliegue que significará, ya que se anuncia la presencia de miembros de la Justicia, el Gobierno de la Provincia, la Municipalidad, ong de La Plata y Mar del Plata, además de la fuerza pública, que podrán ser tanto policías como efectivos de Prefectura.

La medida dispuesta por el juez de Garantías Juan Tapia y confirmada por la Cámara Penal, está a cargo de la fiscal Graciela Trill, quien al referirse al tema destacó que "el desalojo se realizará con todas las garantías para los ocupantes de las viviendas, de acuerdo con lo ordenado por el magistrado de la causa".

Para evitar inconvenientes y que el desalojo se realice de manera voluntaria y pacífica, las distintas dependencias municipales actuarán en forma conjunta con las de la Provincia, entre las que se encuentra la Secretaría de Derechos Humanos.

Es de destacar que si las condiciones climáticas son desfavorables se suspenderá el desalojo y se postergará para mañana o el lunes.

Habría más de 120 niños

Los ocupantes, cuyo número exacto se desconoce, porque ellos mismos se negaron a identificarse, y entre los que habría más de 120 niños, serán localizados provisoriamente, en lugares dispuestos por la Municipalidad de General Pueyrredon.

Ayer, en conferencia de prensa, se dio a conocer que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través de su Ministerio de Obras e Infraestructura, aprovisionará de los materiales necesarios a los que no cuenten con vivienda o necesiten refacciones. La realización de estas tareas estará a cargo de un grupo de investigación y trabajo de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Mar del Plata, cuyas siglas son "Giasudh". Mientras, la Municipalidad aportará los terrenos donde se edificarán las nuevas unidades habitacionales.

Además, se destacó que estas viviendas no serán entregadas a título gratuito, sino que se dispondrá con los adjudicatarios un plan de pago, según sus posibilidades económicas.

Durante la reunión con el periodismo estuvieron presentes el asesor de la ministro de Obras e Infraestructura de la Provincia, Omar Furlan; el delegado local del Instituto Provincial de la Vivienda, Miguel Bartolucci; el subsecretario de Gobierno de la comuna, Fernando Gauna; la secretaria de Desarrollo Social, María del Carmen Viñas y la de Planeamiento Urbano, Graciela Gómez.

Participan tres ámbitos del Estado

Furlan explicó que "en función de este problema que ya lleva tres meses y que agotadas muchas instancias de negociación, el lunes estuvieron en mi oficina tres representantes de los ocupantes, con su abogado, Juan Pablo Gelemur, que quedó en comunicarse conmigo. Pero no lo hizo".

"Me interesaba esta comunicación- subrayó- porque nosotros como Gobierno de la Provincia tenemos una propuesta conjunta con el Municipio, consistente en la posibilidad de aportar la totalidad de materiales para la autoconstrucción de viviendas para aquellas familias que el censo que se les realice determine que están en situación de calle".

Tras señalar que "la dirección del proyecto estará a cargo del grupo 'Giasudh' de la Facultad de Arquitectura de la Universidad local, que tiene mucha experiencia en la construcción de viviendas populares", resaltó que "por su parte, la Municipalidad va a aportar las tierras, como la infraestructura de esta obra".

"Dispuesto todo esto- acotó- en veinte días podríamos contar con todo el material que se necesite. Ya le hicimos esta propuesta a los ocupantes, pero no nos dieron ninguna respuesta, por lo que quisimos que toda la población la conozca. Además es importante que no le entregamos los materiales a título gratuito, sino que una vez determinado el costo de la vivienda, tendrán que pagarlo".

La participación municipal

Por su parte, Gauna señaló que "si bien la Municipalidad no es parte en este juicio penal (por el delito de usurpación) no puede estar ajena al problema social. Por eso, desde que el se suscitó, estuvimos participando de distintas mediaciones en el ámbito de la Justicia. Tratamos de arribar a acuerdos con los ocupantes, pero ellos rechazaron todas nuestras propuestas".

Destacó que "en esta tarea en conjunto con la Provincia, también trataremos de dar alguna solución a la necesidad real de vivienda que tiene esta gente".

Ante una pregunta, Gauna sostuvo que "tenemos previstos vehículos una serie de lugares donde serán trasladadas transitoriamente estas familias. Pero como no sabemos su número y si necesitarán de nuestro auxilio o cuentan con vivienda, todavía no lo podemos precisar".

Y añadió que "nos llamó la atención que ni los que están ocupando las viviendas sepan realmente cuántas personas hay allí en este momento, ya que nos dijeron que aproximadamente 50 familias. Pero además no sabemos la cantidad de personas y su composición".

También, Gauna dio lectura a una serie de párrafos contenidos en el fallo del juez Tapia. como el que señala la responsabilidad de la comuna. De este modo dice que "en caso de llevarse a cabo el desalojo a través del empleo de la fuerza pública, una vez ejecutado, los asistentes sociales del Municipio deberán constatar si algunos de los grupos de las familias desalojadas, presenta situación de calle".

Comentá la nota