Tres ex guerrilleros, en el gabinete de Mujica

Irían a Interior, Defensa y Educación. El presidente electo aún no los anunció.
Tal como había prometido en campaña, el presidente electo, José Mujica, avanzó rápidamente en la conformación del gabinete y, a diez de días de la segunda vuelta electoral, completó la lista de nombres que liderarán los trece ministerios, aunque todavía no los anunció oficialmente.

Relaciones exteriores, Economía, Turismo y Medio Ambiente son hoy, por diversas razones, las carteras que directa o indirectamente tienen más relación con los argentinos y serán tal vez las que el gobierno de Cristina Fernández mire con mayor atención.

En la cancillería, ministerio clave debido al conflicto por la pastera Botnia, quien asumiría sería Luis Almagro, un diplomático de carrera, actual embajador en China y hombre de confianza de Mujica. El de Economía irá para un candidato de confianza del vicepresidente, Danilo Astori. El hombre para asumir la responsabilidad sería Fernando Lorenzo, quien fue coordinador de la Asesoría macroeconómica del Ministerio de Hacienda durante la gestión de Astori.

En Turismo, Héctor Lescano, hombre cercano al presidente Tabaré Vázquez, será el único ministro que continuará en su cargo. En tanto que en Medio Ambiente, cartera con un rol protagónico en el momento más álgido del conflicto por Botnia, asumiría la arquitecta Graciela Musiera, a quien Mujica conoce bien porque entre 2001 y 2005 asesoró a la esposa de Mujica, Lucía Topolansky, cuando fue diputada.

Entre los ministros elegidos por Mujica habría tres que fueron miembros del MLN-Tupamaros y que estuvieron presos. El actual diputado Luis Rosadilla llegaría a Defensa luego de haber integrado la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara Baja. Como Ministro del Interior, iría Eduardo Bonomi, quien en esa materia estuvo asesorando en estos años al Frente Amplio.

En Educación y Cultura asumiría otro ex guerrillero, Ernesto Agazzi. El nombre de este ingeniero agrónomo, que fue ministro de Ganadería durante la administración de Tabaré, fue quizás el que más sorprendió porque se sabe que la educación es un tema prioritario para el futuro mandatario y Agazzi no parecería, a priori, contar con demasiadas credenciales.

Comentá la nota