Tres gremios anuncian paros en pleno fin de semana largo.

Tres importantes gremios aprovechan el inicio del fin de semana largo para presionar sobre las cámaras empresarias de cada sector y sacar así un rédito político en plena campaña electoral. Se trata de los sindicatos que congregan a los trabajadores gastronómicos y de hoteles, a los bancarios y a los choferes de micros de larga distancia.
El sindicato que comanda Luis Barrionuevo anunció ayer sorpresivamente la medida de fuerza que durará todo el fin de semana largo en los principales centros turísticos del país, en reclamo de un aumento salarial del 30% a los trabajadores gastronómicos y personal de hotelería.

El paro, que fue ratificado por Barrionuevo en una conferencia de prensa en la sede del sindicato en Avenida de Mayo 930, incluirá movilizaciones y marchas por los principales puntos de la Argentina.

"A partir de mañana iniciamos la medida de fuerza en comedores hospitales y escuelas. Y el fin de semana en todas las zonas turísticas del país. Esto se irá incrementando con escraches, marchas y protestas", indicó el líder sindical.

Sin embargo, no dio precisiones sobre en qué lugares serán las movilizaciones porque tenía miedo de que se infiltren personas que no pertenecen a su gremio, justificó.

En tanto, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) que reúne a los choferes de micro de larga distancia, ratificó pasado el mediodía el paro total de actividades a partir de este viernes a las 18 hasta las 6 del sábado 23 de mayo.

Una negociación de último momento prevista para las 16 de hoy en el Ministerio de Trabajo intentaría poner el conflicto entre paréntesis y evitar así el cese de actividades por parte de ese sindicato.

Por último, el gremio bancario volvió ayer a embestir contra los clientes y las entidades bancarias al anunciar que hoy no atenderá al público por el lapso de cinco horas. El anuncio fue hecho por un delegado sindical a la salida de la reunión que mantuvieron con funcionarios técnicos del Ministerio de Trabajo en la sede de la Avenida Alem.

Sin embargo, y a pesar de que están en plena negociación salarial, la agrupación sindical resolvió presionar como mejor sabe hacerlo: tomando de rehenes a los usuarios.

Otros conflictos gremiales

Pablo Moyano, representante del gremio de Camioneros, mantiene un conflicto con la Papelera Del Plata, algo que motivó una citación del Miniterio de Trabajo para buscar un punto final al conflicto.

De no haber acuerdo, el sindicalista ya adelantó que hoy realizará una marcha hacia la embajada de Chile en Buenos Aires y hasta evaluó la posibilidad de impulsar piquetes en los pasos fronterizos con el país trasandino.

Además, empleados adheridos a la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne iniciaron la primera jornada de un paro, luego de que ayer fracasaran las negociaciones para la reapertura de paritarias de cinco de las seis cámaras.

Comentá la nota